15 junio 2013

Así es

Son las ocho de la tarde de ayer y voy a hacer lo que ya tenía pensado hacer pero no ayer para que ustedes lo lean hoy sino más adelante, el último o penúltimo día de la temporada, a la que le quedan unas dos semanas. Y lo voy a hacer ahora porque creo que así me obligo más en las dos semanas que restan. Y no lo voy a hacer ni por falsa modestia ni por nada parecido, sino porque creo que se lo debo y me lo debo. Y porque alguna vez tiene que ser la primera tras más de 1.700 y pico días por aquí: les pido perdón. ¿Y eso? Muy simple: creo –sinceramente, muy sinceramente- que este año no he estado a la altura, esté donde esté esa altura o bajura, que me da igual. Es una sensación interna que arrastro hace meses y que se ha agudizado en las últimas semanas y que ni siquiera tiene que ver con el cansancio de la repetición. Tiene que ver con que si yo no disfruto del todo haciendo esto porque me cuesta y, aunque muchos de ustedes ni lo noten, algunos seguro que sí y sobre todo yo, que les largo esto casi como terapia y porque ayer, como muchas otras tardes, no sabía de qué escribir. Podría usar como excusa que el panorama navarro es muy igual hace meses, que todo va en las mismas direcciones, que no se mueve una hoja, que escribo además otros días en otras partes. Filfa, excusas y mentira. No he estado a la altura. Y lo siento de verdad, por mi mismo y por los que lo hayan notado. Se lo digo hoy porque largarlo el último día queda como si no le diera importancia. Y se la doy, mucha. En un año en el que los compañeros y compañeras de este periódico han superado tragedias humanas muy duras que siempre les pesarán, un ERE, bajas muy largas y pese a ello han estado a tope, yo no siento lo mismo, pese a intentarlo. Disculpen que se lo diga y la sinceridad. Mañana más. Y mejor.



5 Comments:

Blogger Ignacio said...

Pues nada, muchos ánimos... no se puede estar siempres en la cresta de la ola...

10:37 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ha sido un largo invierno y todos necesitamos descanso. Escribir es sangrar, que decía Hemingway. Y hacer una columna diaria debe ser como darse cuchilladas a uno mismo cada mañana. A mí me ha merecido la pena la temporada. Mi cuaderno de citas acumula algunas tuyas de los últimos meses, como esta: "Si quisiera inviernos como antaño me iría a antaño, pero todo yo, no solo mi humedad. Tener 8 años y vivir en Antaño: problemas cero manos frías corazón caliente pies rápidos..."

10:04 p. m.  
Anonymous Eva said...

Pues un poquico si que nos habíamos fijado, ¿eh?, de hecho hacía tiempo que no comentaba nada. Pero seguramente es un estado transitorio así que tendremos paciencia jajajaja.... Ojo, también ha habido columnas muy buenas ¿eh?
saludicos

3:30 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Aupa Campeón!

9:01 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

Es el tiempo, esta jodida humedad... .
Salud

11:07 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home