06 junio 2013

El Sadar

Que el gobierno lamenta que Osasuna haya decidido llamar nuevamente Sadar a El Sadar después de que estos años se llamara oficialmente Reyno de Navarra –aunque la oficialidad está en la memoria de los aficionados, que le llamarán siempre Sadar- en virtud de un acuerdo de patrocinio que el gobierno llevaba año y medio incumpliendo. Pues dijo Sánchez de Muniáin que lo lamentaba, el gobierno. Coño, supongo que más lamentará Osasuna que no se le haya pagado la parte que ustedes y ellos acordaron, de la misma manera que acordaron hace ya meses unos plazos para que Osasuna pague –como debe, como debe todo el mundo y no se monta tanto pollo, aunque sean lamentables y deleznables las deudas del deporte con las haciendas- su hosca con Hacienda. ¿No se les llena siempre la boca a la oficialidad navarra con eso de que somos una tierra de palabra y así? Pues entonces no hay nada que lamentar, porque quien la ha incumplido –en esa parte del interés mutuo- es el gobierno, un gobierno que aprovechó el viaje para decir que otros clubes navarros sí que llevan el nombre en alguna parte sin recibir contraprestación. Hombre, yo veo por la calle gente que lleva el pin con el mapa en la solapa. La gente es así: rara. Lo que, ya que no tiene dinero y aunque solo fuera para ayudar a que Osasuna crezca y así pague antes y así genere más para Hacienda –porque genera millones al año, ya que sus jugadores cotizan el máximo de IRPF, no como, por ejemplo, en Vizcaya, que les perdona mucho. Y en otras comunidades- es pelear a nivel político e institucional para que todos jueguen en las mismas condiciones, que seguro que si una empresa potente de aquí se fuera a largar porque 60 kilómetros para la izquierda se saltan las leyes montaba la de Dios. Menos lamentar y más pelear.


1 Comments:

Anonymous Txandrios said...

Si invirtiéramos todo el dinero que se invierte en futbol en investigación, generaríamos como que 5 veces más. Menos lamentarnos y más pelear.
Salud

10:49 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home