31 mayo 2013

Tripago

¡Pero si son cuatro gotas! Quiero decir, que la idea de UPN, PSN e Independientes  de que para 2014 cada vivienda abone 10 euros para sufragar parte del coste del transporte urbano comarcal es una minucia. Qué son 10 euros para potenciar el transporte público. Nada. Y, de paso, para abonarle el sueldo a, entre otros, Álvaro Miranda –el que tenía muchas ofertas de la empresa privada-. Se le paga con sumo gusto y consumo cualquier cosa que me permita olvidar por unos instantes este tiempo –no me refiero al clima- que nos han tocado vivir, que incluye impuestos directos para repagar algo que ya pagamos vía nuestros impuestos y al menos los que lo usamos –yo hace semanas que no me monto en un coche, aunque también es cierto que de abril de 2012 a este enero usé una vez la villavesa. Voy en piernas. Se lo recomiendo. Si pueden, claro- también vía lo que nos cobran por usarla. Ahora, además, nos quieren hacer pagar por partida triple, ya que ellos –los políticos, los supuestos gestores-, son incapaces por completo de asumir que el transporte público no es un gasto sino una necesidad básica y que lo que habría que hacer es penalizar al coche en ciudad y facilitar todo el resto. Penalizar a esa gente como una que me topé ayer con su frenético monovolumen a las 8 de la mañana y que obviamente no paró en el paso de cebra –ni miró-, ni en el siguiente ni en el siguiente. Meterle 1.000 euros de multa por cada paso de cebra y ya tenemos 300 viviendas que no pagan el impuesto ese nuevo. Y así con todos. Hay mucho asesino y asesina al volante, que seguro que se quejan de que por qué van a pagar ellos más por algo que no usan: el transporte público. Por el mismo motivo que te pago yo tu puta carretera, asesina. Menos impuestos y sí más caña al coche, que sistemas ya hay.


1 Comments:

Anonymous Txandrios said...

Pero si ponemos impuestos dejan de venderse coches y esa jodida industría es de las tres más importantes a nivel mundial. Y encima le dejan conducir a cualquier cafre sin educación. Y encima nos cobran un impuesto y la gestión de las villavesas va a seguir siendo privada (in-creible, esto debe ser cohecho o prevaricación, o las dos juntas). Y el fiscal que andaba de vinos en bodegas Sarría, sale y como anda "mojao" trata de imputar hasta los concejales de Iruña del Balduz. Y tienes más razón que un santo, Jorge. Y en estas estamos. Pero siempre nos quedara Patxi, Puñal digo.
Salud

5:01 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home