19 mayo 2013

Vagos


Aquí lo que hay es mucha hipocresía y mucho quejica. A ver: ¿es que ustedes no tienen 2,5 millones de euros o qué, qué clase de vida miserable llevan? Amos, no me jodas, tanto hablar y señalar a los demás. Aquí esa cantidad la tenemos la mayoría, lo que pasa es que nos gusta ir de pobres y de arrastraos, pero de eso disponemos casi todos. Cosa distinta es que nos la hayamos fundido esta misma semana, con lo cual, en caso de apuro –o úlcera gastroduodenal-, consultaremos con nuestro entorno, que, como el de Blesa y el de absolutamente todos los apartamentos de playa según lees en los folletos turísticos, es paradisíaco. Y una cosa les diré: si su entorno no es como el de Blesa, que en menos de un día le reúne los 2,5 millones, es porque ustedes son chusma que no quieren a sus amistades ni nada y de ahí que tengan ustedes un entorno de lo más descalabrao que no solo les reúne sino que les sisa. Insisto: si no tienes 2,5 millones tú en persona o tu entorno no los junta en menos de 24 horas toda tu puta vida ha sido un fraude. Y eso contrasta con lo que te dice la gente cuándo le preguntas qué tal: muy bien todo. Para luego quejarse de lo de Blesa. Aquí algo falla: o me mientes con lo de muy bien todo –que suele ser una mentira en si misma, las tres palabras incluso. ¿Qué es muy, qué es bien y qué es todo?- y efectivamente no tienes los 2,5 y tienes derecho a quejarte o los tienes y entonces puedo entender algo del muy bien todo –solo el bien- pero jamás que te quejes. Es como lo del Fortuna. ¿Quién no tiene un yate para cederlo para uso público? ¡Todos, coño! Lo que pasa es que la Fortuna hay que buscársela, joder, no se puede estar todo el día rascándose las pelotas uno en casa y que te hagan todo los del entorno. ¿50 centimillos pal autobús pa Donosti no llevarán?

1 Comments:

Anonymous Belostenny said...

"Es más fácil salir de la cárcel que salir de pobre"
Jesús Gil y Gil dixit... y qué razón tenía!
Sólo una noche en el trullo para poder contárselo a sus nietos y a seguir jugando al golf o a lo qué cojones se dedique...

1:38 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home