10 abril 2011

Estrategia

El viernes tuvimos en la esquina de San Gregorio con San Miguel a un trompetista –pésimo-, luego a un guitarrista –no era Narciso Yepes, pero bien-, más tarde a un percusionista africano –para tres minutos-, después a una banda de bebop –excelentes- y se cerró la tarde con un grupo de música clásica con una cantante a capella que se marcó un Ave María que daban ganas de romperse la camisa, de bien, de bonito. Luego la esquina se quedó vacía y siguieron pasando por allí cientos de cuadrillas de chicos y chicas que venían de la Carpa y se habían bebido hasta el agua de los floreros y llevaban incorporados altavoces en las laringes. Vamos, un clásico viernes de abril a 30 grados, con medio Pamplona haciendo cola para tomarse una caña o comerse un helao o buscar un hueco de media silla en una terraza. Parecía hasta una ciudad y todo. Las cuadrillas hablaban entre sí de quién se gustaba de quién, los paseantes comentaban algo de los músicos, en los bares se charlaba sobre el Euribor, el Sporting o de qué hacer en Semana Santa. Ni una palabra del último pleno de Barcina, ni de las promesas de austeridad del PSN, ni de los líos Aralar-EA, ni de nada que se le pareciera. Dicen algunos rumores que la participación en las próximas elecciones apenas llegará –si llega- al 60%, lo que por una parte es lógico y, por otra, resulta descorazonador, ya que, mientras no se demuestre lo contrario o inventemos otra cosa, los políticos están ahí porque nosotros los ponemos y no dejan de ser, en teoría, la prolongación de lo que queremos como sociedad. Por lo que se ve, han desarrollado una estrategia tan perfecta que ya lo único que les pedimos es que no nos molesten mucho en nuestro paseo vital, para que sigamos viajando como turistas de nosotros mismos y ellos sigan con sus business.

1 Comments:

Anonymous Txandrios said...

Una cosa es hablar de política y otra muy distinta de los partidos políticos. Y sólo nos faltaba perder el tiempo con estos últimos, ni que estuviésemos locos.
Salud

1:51 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home