05 febrero 2010

Vividores

JR Corpas el autoeditado –con dineros del Museo Gustavo de Maeztu, público-, JR Corpas el autotransportado –con el helicóptero de emergencias, público-, JR Corpas el autopublicitado –con los fotógrafos del Gobierno, públicos- manifiesta que la Escuela Navarra de Teatro “quiere vivir del dinero público, no por el servicio que dan, sino por la presión mediática”. Supongo que no tiene espejos en casa. Para presión mediática, la que nos infliges* tú, con esa alegría de vivir que transmites. Para servicio, el que nos das tú, con esa acción cultural impulsada que bien podría ser la del ayuntamiento de Praga en 1523. Da gracias de que el Camino de Santiago pase por aquí, porque, de no ser así, no sé de qué hablarías. Corpas, que no ha brillado ni como consejero cuando el dinero fluía y por supuesto mucho menos ahora que es escaso, tiene el grave problema de los que sólo son capaces de rodearse de las personas que a todo les dicen amén. Amén de su camarilla habitual, que repta por el departamento de Cultura y por las distintas fundaciones-cepo a la caza de cualquiera que no comparta su visión prehistórica de la cultura, Corpas poco más amigo tiene. No es negativo tener una visión prehistórica de la cultura, siempre y cuando eso no impida asumir que la cultura es mucho más que una casa de cultura, un programa de música medieval o una orquesta, por muy buena que sea la orquesta. Corpas, el triste Corpas, tiene su cerebro dividido en compartimentos estancos y todo lo que no sean adhesiones inquebrantables se convierten en su extraña y alicorta mente política en furibundos y peligrosos agitadores, trapecistas y vividores. Siete años ya fundidos en gris-gabardina, vividos para propia satisfacción y el mismo rendimiento que una pila de un voltio. Agotado y agotador.

* gracias anónimo

17 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Esto.... no te cae bien Corpas, me parece. ¡A mí tampoco!
Bueno quiero decir el Consejero del licotero

11:55 a. m.  
Blogger El Filibustero said...

La verdad es que con lo de "la alegría de vivir" has dado en el clavo. A este no le ficha la coca-cola para un anuncio en su puta vida.

12:06 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Al margen de lo que por ahí se diga de su carácter rijoso (infundios malintencionados, sin duda), es evidente que el señor Corpas tiene al menos un mérito: es un tío transparente, lo que hay es lo que ves. En un momento de su vida colgó sus demás ideales y se centró en uno sólo: cómo amasar dinero. De ahí que se arrimara a cierto árbol para encaramarse a la Institución Príncipe de Viana y desde ahí ofrecer impagables favores a UPN. Luego sólo ha tenido que poner la mano para recibir la recompensa. Seguramente, muy leído él, encontró un modelo en Suetonio y su "Vida de los doce césares": Se cuenta ahí la anécdota en la que Tito, hijo del emperador Vespasiano, le recriminaba a su padre el establecimiento de impuestos sobre las letrinas públicas. El emperador le acercó a su hijo el dinero de la primera reacaudación preguntándole si le molestaba el olor, y al constestarle Tito: "Non olet" (no huele), le replicó: "Y sin embargo, es producto de la orina".

(PD: no hagas saltar a la liebre, porque cuando aparece Corpas en tus escritos me enciendo "y no puedo pará, ¡dezaborío!")

2:09 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¿Y si os digo que yo conocí a otro Corpas?
A uno que jamás habría pasado por alto la tropelía promovida por Barcina en la plaza del Castillo, o que se hubiera reído de los violines gigantes llenicos de zapatos que ahora tanto alaba?

Fue tener la posibilidad de hacer algo de lo que entonces defendía, y cambiar como de la noche al día. No quiero pensar que haya sido sólo por tener la cartera mucho más repleta que antes, pero estoy seguro de que en algún momento tiene que ruborizarse al ver en quién se ha convertido.

2:11 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Profundizo en la "deconstrucción" de nuestro Corpas-Vespasiano: Una vez encumbrado entre los próceres de UPN, aplicó en el Departamento lo que tan bien le había ido en su vida privada. Juntando Cultura y Turismo (esta sí que es una unión contra natura, y no la de las personas del mismo sexo), relegó a la primera pensando que el Turismo daría más ingresos. Así, desaparecieron los Festivales de navarra (pese a su éxito de público) y se embarcó en faraónicas empresas que acabaron en fiascos, como la construcción del Auditorio de Jaso en Javier. Curiosa esa onfaloscopia foral que, sin embargo, se muestra tuerta con otras figuras navarras que no casan con nuestra imagen católica y tradicionalista (véase Ramón y Cajal).

(PD: ¿Lo ves, Jorge? ¡¡No puedo parar!!)

2:35 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¿Pero qué es lo que tiene el Sr. Corpas que haga lo que haga sigue ahí? Con menos motivos su jefe ha destituido a otros consejeros...
El artículo está bordado a mano, le va que ni pintado; ¿otro Corpas? No lo conocí. Y sí conozco al que se describe ahora. No quiero añadir más "piropos" ya que la sombra del poder es muy alargada en este caso.

Menos mal que hay alguién que escribe lo que muchos pensamos. Gracias Jorge.

3:06 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Aupa Jorge!

3:35 p. m.  
Anonymous El Txandrios said...

Y el problema es que llueve sobre mojado. Y aquí no necesitamos más agua, sino sol y alegría. Esta gente es de entre un gris plomizo y un gris barcina. Ves su cara y echas a correr.
Salud

4:18 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Nagore, quizá habría que borrar los comentarios del anónimo de las 2 en adelante. ¿No te parece?

4:29 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¡Clavadico Jorge! No puede estar mejor descrito el Corpas este. Pero yo lo que quiero pedirte es que escribas sobre las declaraciones del sinvergüenza de adolfo Dominguez. No podía dar crédito cuando escuché eso de que "un empresario no tiene que tener ninguna traba ni jurídica, ni... para desprenderse de un trabajador que ya no le sirve (sic)"
Estoy segura de que tú puedes poner por escrito lo que muchos pensamos pero no somos capaces de expresar. Montón de gracias. Pilar

6:43 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Sólo con el chandrío de la plaza del Castillo ya le bastaría para pasar a la lista negra de cualquier cosa relacionada con cultura.
Si entonces prefirió un parking a un museo de la ciudad, y luego plantó el segundo auditorio de Navarra en medio de la nada y en manos de dos o tres jesuitas más huraños aún que él mismo, ¿va a venir ahora a dar lecciones?

La desgracia es que ya tendrá escogido el puesto donde cobrar aún más cuando deje (hecha unos zorros) la Consejería.
Yola sí paga a traidores.

6:58 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Peazo columna ¡¡¡¡¡¡¡¡¡ dórica, jónica o corintia.. da igual: Verdades como puños dichas como nadie seríamos capaces de hacerlo ni en coraje ni en estilo. Hace unos días me dí de narices con el ínclito Corpas (Giovanni Corpo Corto) por Carlos III y me dio un asco seguido de un estremecimiento de esos de calabozo franquista que casi echo a correr. El sol naciente de invierno en la cara me recordó que "a pesar de todo" vivo en "una cierta libertad" y en 2010.. ¡qué alivio!

8:47 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Al anónimo de las 4:29: si me dices el motivo igual entiendo algo.
Saludos.

9:02 p. m.  
Anonymous Anónimo de las 4:29 said...

Nada, oye, tú mismo. Si no ves nada raro en los comentarios, me callo. Si en realidad, a mi Corpas me cae de pena. Pero eso de "vida privada", "rijoso", no sé, no es el estilo de este sitio. O igual me equivoco.

9:40 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Hombre, siempre y cuando no explicite más eso que deja caer mediante un adjetivo abierto no voy a censurar un comentario, ya que no lo he hecho nunca, porque nadie ha caído en hablar de la vida privada de nadie. Si se hace, lo borraré, pero bordea la línea, creo yo. Se agredece la sugerencia, por otra parte.

9:47 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Pilar: a Adolf ya le están lloviendo cubos de agua a mansalva, ganados uno a uno. Se agradece la idea.
Saludos.

9:54 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Infliges, "la que nos infliges". Infringir seguro que también, pero no iba de eso, ¿no?

12:38 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home