20 enero 2012

Hasta el fin


Nos bebimos dos ginkases, me acuerdo hasta del bar. La ginebra era Larios. Iban bien cargados. No sé para qué nos los bebimos, porque no nos hicieron ningún efecto. Serían las seis de la tarde de una tarde de jueves de mayo de hace siglos. El martes le habíamos ganado al Aris de Salónica de 30. Con la minga. Teníamos un equipazo increíble y entradas para la final y 18 años él y 17 yo y una bufanda del Barca cada uno y toda la ilusión de los mil mundos. No sé para qué pedimos aquellos ginkases, la verdad. No estábamos en nuestra ciudad. Nos daba igual. Nos daba igual todo. Solo queríamos ganar aquel partido. Y zanjar la derrota del 84. Y la eliminación del 88. Y las semis perdidas el 89. Teníamos el mejor equipo de nuestra historia. De lejos. Perdimos aquella final. Por cinco puntos. Yo me lo me fumé todo. Él no fumaba. No teníamos saliva. Perasovic metió un triple desde el medio del campo sobre la bocina del descanso. Kukoc las metía a falta de dos segundos de posesión, Radja a falta de uno y Savic y Sobin y Sretenovic e Ivanovic y Tabak a falta de cero. Llevábamos una bufanda del Barça cada uno y de vuelta a casa de mis tíos por aquella avenida desde el Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza no abrimos la boca. No había nada que decir. Cuando llegamos, mi tía la abrió: bueno, al menos han jugado bien. La miramos con compasión, nos fuimos a la cama y al día siguiente volvimos aquí en tren. Mudos. Desde entonces, creo que hemos ganado alguna vez la Copa de Europa de baloncesto y también varias veces la de fútbol. Pero qué más da. Hemos acumulado entre los dos y los demás derrotas mucho más duras. Y victorias mucho más maravillosas. Siento contarles esto hoy, pero mis amigos y yo tenemos que felicitar a nuestro puto líder. ¡¡¡Hasta el fin de los inviernos, compañero!!!

6 Comments:

Anonymous Txandrios said...

Oye, pues zorionak a quien competa.
Salud

10:19 a. m.  
Anonymous bea makea said...

como siempre txis, de sobresaliente!!!

10:33 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

¡Qué recuerdos a pesar de la derrota!.
Yo también estuve allí.

12:18 p. m.  
Anonymous Tubbs said...

Aris oé, Aris oé, qué tiempos. Esperemos que el amado líder cumpla con sus obligaciones y se pague al menos un almuerzo. Mi sumo a tu homenaje NagoreFrauca.

12:57 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Almuerzo y potes pa tos. Pa ti un coca col. Gracias de nuevo por tu articulo.

4:08 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hostia puta! Yo también me acuerdo de este partido y de aquel lustro en el que Epi, Solozabal, Audie Norris (¿os acordáis de aquel toro?), Andres Jiménez y compañía nos hacían soñar hasta que llegaban a la Final Four, o como quiera que se llamara entonces, y les cogían los eslavos del sur, con esa cara de no haber comido nunca una pastilla de chocolate y ne haber experimentado jamás un orgasmo y los machacaban con canastas imposibles al son de la campana. En fin, Nagore, eskerrik asko por haberme hecho recordar esos tiempos.

5:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home