19 enero 2012

¡¡¡Primer!!!


El caso es ser el primero o la primera en algo, da igual el qué. Hay gente que ese hito lo lleva agarrado al hueso, una especie de Síndrome Portada del Marca: el primero en tener novia, la primera con piso en la playa... Esas cosas. Es como lo de los ofertas, que todo lo consiguen barato y no te podrás creer pero me he comprado el piso casi gratis por un primo que tengo. Y además qué suerte nos vamos de crucero por dos euros y vendo en el que estamos ahora carísimo, que el que lo quiere se ha encaprichao y que le da igual el precio. Y mi niño es el más guapo y ya dice píloro. Así. Conocerán. Hasta tendrán alguien en la familia. Yolanda Barcina fue la primera consejera del Gobierno, la primera alcaldesa de Pamplona y la primera Presidenta del Gobierno. Líbreme quien sea de minusvalorar eso porque eso hay que valer, hay que valer. Para qué, no sé, pero valer. Vamos, que por lo que tiene de ruptura de barrera femenina, olé. Ahora va a ser la primera presidenta o ente que monte un Ultramarinos o Colonial en el se vende a trozos Navarra, hasta los marcos –como saben, las fronteras de las comunidades están enmarcadas. Aquí, además, como somos unos enchufados por unas gaitas del pasado (aunque super globales) y tenemos fueros, los marcos son de pan de oro-: empresas, coches, cocinas, residencias. Luego vendrán los hospitales, los colegios, los frontones, los ceniceros, los contratos para residencias de minusválidos... Cualquier cosa por ser la primera en cumplir los objetivos de déficit. Y de rebajas, por supuesto, que así los privados pues se lanzan de cabeza al cajòn de los calzoncillos. Hay personas que necesitan esa clase de motivaciones para levantarse: ser los primeros en algo. Es una tara de la infancia, digo yo. Esta infancia eterna que es la vida.

4 Comments:

Anonymous Txandrios said...

La frase final de chapeau!. Por cierto, animo al que sea competente por que sean los primeros en ser juzgados por falsedad de documentos públicos. Figura que ya existe en el código penal, aunque Montoro no se ha debido enterar. En diez minutos pasamos hace unos meses de estar más sanos que una lechuga de las huertas de la actual Aranzadi, a más jodidos que uno que se ha comido una lechuga de Chernobil. ¡Qué lo explique!, si sabe y puede la primer de la clase. La primera en cobrar 19 días de la UPNA sin aparecer ni a saludar al conserje (es que esta se ta había colado).
Salud

9:27 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

¡Bah!, no hacen nada nuevo, sólo copian lo que se hace en Espelandia. Pero atención: son los mismos que montaron -pero no pagaron- esa burda patraña de "Navarra no se vende".

Orundelico

9:30 a. m.  
Anonymous Alvaro said...

Pues muy de acuerdo, por desgracia... no sé si lo has hecho adrede, pero lo de hoy casi te servía para contestar lo de ayer.
En mi opinión el asunto va de la ley de la selva o algo así, llámese sensación de poder, sexo, pasta, parecer el copón... como quieras.
Es un poco triste pero al final somos animales siempre y racionales a veces... y ya puestos, te suelto mi definición de hombre, ahí va:
''El hombre es, en el mejor de los casos, un ser vivo''.
Se queda uno a gusto...
Aupa Nagore, a por ellos, que una cosa no quita pa' la otra.

Besikos y admiración.

7:50 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Pues no sé si la habrás visto hoy en Fitur al lado de Alvarez del Manzano remedando el encierro y dando vergüenza ajena a chorros...
Yo sí lo he hecho, y ahora mismo estoy en la cola de los tártaros para que Feofar Khan me ponga su cuchillo rusiente en los ojos y no tener que ver nunca nada más. Soy Miguel Barci-Strogoff...

11:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home