27 enero 2012

Tele pública


Montoro, para empezar. No sé qué decía, que me despista su cara de mosca. Luego el informativo de la tele local del mediodía, presentado por su –creo- jefa de informativos, dio paso a unas declaraciones de Barcina, Yolanda. Cuando como soy muy sensible y le di al mute, pero me dio tiempo a oír ‘en UPN preferimos un niño adoptado que un aborto’. En fin, ¿y dónde no? Le di al mute. Creo que dijo más cosas, porque me jalé media ensalada. Luego la presentadora dijo ‘y no todos los días son malas noticias para el empleo en Navarra…’ y dio paso a una pieza de la Consejera de Empleo en la que ésta hablaba de que iban a hacer un plan. Yo planes tengo a pares. Notición, el plan ése. ¡Ah, y dijo que Navarra es pionera en energías renovables! ¡Vendo hielo, noticias frescas! Cualquier día rebotan por 137ª vez eso de que Navarra cubre el 80% de su demanda energética con renovables, cuando tampoco es así, porque es el 80% de su demanda eléctrica, que supone apenas un 20% de la energética. Pero ya sabemos... Luego salió de nuevo Barcina, por Tudela, contando algo a los empresarios. Le di al mute. Estaba ya con el pollo, yo. Y luego, ¿a qué no adivinan? ¡¡¡Efectivamente, de nuevo Barcina y… tachánnnn, acompañada por la Consejera de Empleo, visitando una fábrica con esos gorros de baño que les ponen! Ya habían pasado ocho minutos de informativo. Ahí ya las patatas fritas se me mustiaron, porque eran congeladas y si no te las tapiñas en el segundo exacto se descomponen. Pero ya tenía suficiente. Cuando le di al apagar vi que en el cambio de plano entraba Camps. Y me comí un yogur, en silencio, pensando en las palabras del portavoz del Gobierno diciendo que este sistema de subvención a las teles locales es pionero: ¿dices por la asfixia económica? ¡Esto lo inventó Goebbels, chaval!


pd: perdón por el retraso amigos-as, ha sido 'sin querer queriendo'.

2 Comments:

Anonymous Txandrios said...

Efectivamente Goebbels votaría a esta gente. Increíble menú de ensalada, pollo con patatas fritas y yogurt. Sencillo pero efectivo. Me ha retraído con nostalgia a otras épocas. Yo también las revindico, menos delicatesen y más dosis de realidad. A la mosca cojonera habrá que quitarsela con el trapo de la cocina.
Salud

3:51 p. m.  
Anonymous Alvaro said...

Pues sí que has andau hoy fino, Jorge... mudacuerdo y mu bonito.
Makarra pero cierto, ya lo creo...
Ahora, que por lo menos el Güebels este, digo yo, no iría de adalid de las libertades y las quintaesencias y tal y tal y tal,
y Pascual...
y bla bla bla, bla bla bla etc.etc.etc...

Un beso majismos.

6:45 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home