09 enero 2013

'Blamblito'


Blamblito. Pan blamblito. Así le llamaba cuando era más pequeño Adur al pan Bimbo. O al pan de molde. Le gustaba. Cuando le decías si quería un bocadillo para merendar, como sabía que, al margen del pan normal, en esa casa había del otro, decía pero, ¿del blamblito? y apretaba rápido el dedo índice contra el pulgar de la mano derecha. Es que el otro sí que es verdad que pasadas unas horas te puedes llegar a dejar las muelas, hasta las de leche. De ahí que, por imperativo legal, habiendo en CAN créditos duros y créditos blamblitos, y haciendo honor a aquella publicidad de Bimbo que hablaba de Los frescos del barrio, los chicos listos –y alguna chica- de este pequeño y simpático código postal optaron por los blamblitos, que no es menos cierto que si no cierras con nudo la bolsa se pueden quedar acartonaos pero a nada que tengas cuidao sabe la mar de rico y si me apuras ahorras, porque con el otro ya se sabe cómo son las abuelas y las madres, que ponen unos trozos generosos y al crío se le empieza a hacer bolo la corteza o amortización y la miga, que es lo que más interés les despierta, se acaba enseguida. Por todo ello, por lograr lo que en ventanilla no despachan, mi más sincera enhorabuena por ese y otros logros a, entre otros, nuestro expresidente, que como trabajó en la Rural hace mucho bien sabe que un puntito de diferencial en un préstamo pueden ser 400 euros mensuales y eso es una cena y poco más, pero la cena te la pegas y el que venga detrás que aúlle. Personalmente, al ser de naturaleza dispersa y por tanto no enterarme jamás de ofertas, oportunidades y gangas en general, agradecería que en futuras ocasiones avisen previamente de estas opciones en el BON, que un poco por imperativo legal ya estamos hasta los huevos de comer el pan de hoy siempre mañana.

1 Comments:

Anonymous Txandrios said...

Es lo que tiene perteneceer a los 90 de Navarrra. Os los echamos o desguazan esta tierra de cainitas que semos.
Salud

9:13 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home