03 febrero 2013

Hasta el gorro


Ustedes tal vez no se lo crean, pero como estas comparecencias también son sin derecho a preguntas y ustedes lo que les diga yo se lo tragan o no a su propio gusto, les diré que yo vi este verano a una persona de mi total confianza en su móvil una foto de Del Burgo con un gorro de baño blanco metido dentro de una piscina, con esa cara como dilatada de cuando te acabas de meter y hace mucho calor y aún no te has mojado la cabeza. Me encantó lo del gorro: precavido. ¿Esto tiene algún valor? Ninguno. Aunque sí la persona que tomó la foto hubiese ampliado el plano, les prometo que en el Hola o en alguna de esas a la persona que tomó la foto igual le pagaban una pasta, por el entorno, ya nos entendemos. ¿Moraleja de todo esto? Del Burgo está en todas partes y con él siempre conviene ampliar el plano, porque a su alrededor, vaya usted a saber por qué, siempre pasan cosas. No tenemos que irnos muy lejos esta vez, porque ayer mismo salió El Transparente a negar lo publicado sobre sus sobresueldos –los suyos y los de todos los citados, al menos de los peces gordos- mientras Del Burgo reconocía sin tapujos que él sí había recibido medio millón de pesetas y que tal y como le llegaron lo entregó a una concejal, así que el que haya querido hacer estallar algo en base a una mentira al menos una verdad ha encontrado. Curioso, cuando menos. Llama también la atención la aparente facilidad con la que un veterano político pide algo y ni pregunta de dónde coño sale ese algo y quién lo ha ingresado o qué se deja de pagar con ese medio millón. Se pide y según a quién te lo dan. Y como dice él mismo: de una manera incondicional. De la misma manera incondicional que millones de personas creen al Transparente y a todos esos peces gordos que nadan en piscinas prohibidas a los humanos.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Será que se le riza el pelo....;)

11:18 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

Estoy con el anónimo. Un rizado en negro, digo tipo afro. En que estatía pensando...
Salud

9:11 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

Y ahora el mádico con trompetilla para sordos. No, si esto va a acabar como el camarote de los hermanos Marx.
Salud

6:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home