23 diciembre 2005


La cola

Es mejor no saber cómo se hacen las salchichas y las leyes. Y la organización para vender las entradas del Baluarte. La primera cosa que no capto es por qué puñetas venden abonos que mezclan danza, ópera, canto, orquestas, humor, rock. Con todos los respetos a las Pititas y Natutxis que en el mundo son, ya me dirán qué coño pintan en el concierto de Sabina. Y si quieren ir, que pillen entrada suelta, como todo quisqui. Pero como es algo clasista (ya saben lo que dijo Woody Allen de la ópera: “Las de platea que aplaudan; las de las primeras filas, que agiten los collares”), apoquinan los 300 euros y les da lo mismo que allá actúe el propio Nabuco que Las Vulpes. Algo les gustará, pero no todo. Motivo de venta de abonos: la pasta. Resultado (para el consumidor): nefasto (700 entradas para Sabina, el aforo del bar Terminal en hora punta). La segunda aberración es abrir las taquillas a las 11 y no avisar de antemano que se van a dar números para poder comprar las entradas sin hacer cola. Si se avisa, se avisa y se hace. Si no, a hacer cola como toda la vida, que tres horas no van a ningún sitio. Si hace frío, nos jodemos (cambio la seguridad de tener una entrada por el confort). La tercera es elegir siempre el día, el servidor de internet y el banco que vende las entradas que están más a punto de reventar (colapso por la venta de las entradas para ver a los Stones). El 7 de mayo de 1978 se vendieron en ocho horas las 90.000 entradas para ver las seis fechas de El Maestro en el Earls Court de Londres. Dos entradas máximo por persona. Una sola hora fija de apertura. Taquillas, nada de teléfono ni internet. El sistema se anunciaba en prensa. Hace 27 años de eso. El progreso está bien si se sabe usar. Y hacer una cola no mata a nadie. Ni a Pitita.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

el dia que lei el articulo no me acorde de un detalle digno de relevancia ocurrido en el auditorio de barañain.Siempre nos hemos fijado que cuando los de a pie tamos bien pretos en el gayarre hay palcos bien vacios (los oficiales,of course).La verdad es que hace tiempo que no voy al gayarre y espero que esto haya cambiado.Pero,al tema:cocidito madrileño en barañain,sin entrar en mas detalles de pq aki si y en otro lado no.Tambien con la rival decidimos a ultima hora ir a la taquilla por si sobra algo,sabes?.La taquillera nos dijo que esperaramos a ultima hora por si alguno devolvia la entrada (a la taquilla??y la reventa??,sin duda no debo estar al dia).La espera fue larga y con "tension".Me sentia como un antivicio en la puerta de una "rave"mirando todos los movimientos por si alguien decia en bajo que iba a devolver entradas y no me enteraba.De repente veo aparecer al alcalde de barañain por el interior de la taquilla,pienso en que equipo mas bueno ya que todos apechugan o que venia a recoger alguna entradita pa algun colega.Lo que estamos acostumbrados que hagan la mayoria de autoridades,no??.Pues sorpresa mayuscula cuando la cola desaparece y humildemente vamos a taquilla y preguntamos aquello de...que...nada,no??? y la taquillera responde:si,un monton que ha traido el alcalde ya que algunos invitados no iban a venir.Y ahi estaba yo,en primera fila,el alcalde a mi derecha,la rival a la izda,y quince sitios vacios ma meno.El alcalde me miro como diciendo...te conozco??.Pos no,de nada.Es que pa estar en primera fila tienes que ser alguien.Que detalle,señor alcalde,que detalle!!!.Seguro que algun funcionario de planta alta algun dia hace limpia de cajones y aparecen entradas de conciertos y actos desde la epoca de mecano hasta la actualidad, donde los de a pie hemos estado como en el metro de tokio.

11:09 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

el dia que lei el articulo no me acorde de un detalle digno de relevancia ocurrido en el auditorio de barañain.Siempre nos hemos fijado que cuando los de a pie tamos bien pretos en el gayarre hay palcos bien vacios (los oficiales,of course).La verdad es que hace tiempo que no voy al gayarre y espero que esto haya cambiado.Pero,al tema:cocidito madrileño en barañain,sin entrar en mas detalles de pq aki si y en otro lado no.Tambien con la rival decidimos a ultima hora ir a la taquilla por si sobra algo,sabes?.La taquillera nos dijo que esperaramos a ultima hora por si alguno devolvia la entrada (a la taquilla??y la reventa??,sin duda no debo estar al dia).La espera fue larga y con "tension".Me sentia como un antivicio en la puerta de una "rave"mirando todos los movimientos por si alguien decia en bajo que iba a devolver entradas y no me enteraba.De repente veo aparecer al alcalde de barañain por el interior de la taquilla,pienso en que equipo mas bueno ya que todos apechugan o que venia a recoger alguna entradita pa algun colega.Lo que estamos acostumbrados que hagan la mayoria de autoridades,no??.Pues sorpresa mayuscula cuando la cola desaparece y humildemente vamos a taquilla y preguntamos aquello de...que...nada,no??? y la taquillera responde:si,un monton que ha traido el alcalde ya que algunos invitados no iban a venir.Y ahi estaba yo,en primera fila,el alcalde a mi derecha,la rival a la izda,y quince sitios vacios ma meno.El alcalde me miro como diciendo...te conozco??.Pos no,de nada.Es que pa estar en primera fila tienes que ser alguien.Que detalle,señor alcalde,que detalle!!!.Seguro que algun funcionario de planta alta algun dia hace limpia de cajones y aparecen entradas de conciertos y actos desde la epoca de mecano hasta la actualidad, donde los de a pie hemos estado como en el metro de tokio.

11:10 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Esa frase que le atribuyes a Woody Allen en la ópera en realidad la dijo Lennon cuando los Beatles actuaron ante la reina de Inglaterra y buna parte de la aristocracia británica. Aunque ya se sabe que las buenas ocurrencias, como las victorias, acaban teniendo muchos padres.

7:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home