29 abril 2007

Brainstorming o así

Espero que este sea sólo el comienzo, que me tienen harto. El comienzo al que me refiero es la dimisión de la decana de administración del Instituto Tecnológico de Massachussets, tras reconocer que mintió en su currículum para acceder a su trabajo hace la friolera de 28 años. A eso le llamo cargo de conciencia de efectos retardados. Y los que espero que le sigan son los millones que lo continúan haciendo en sus curriculums y, sobre todo, los que lo llenan con una cantidad de cursos, masters y especializaciones que luego lees aquello y piensas: ¿Este tío duerme? O: ¿para qué coño aprendió eslovaco? ¿de qué vale el eslovaco para servir copas en Gorliz? Pero creo que no hay solución, que es una enfermedad lo de adornar los currículums con toda clase de supuestos conocimientos adquiridos, como para darles empaque. Bueno, tal vez mi problema sea que desde que terminé la carrera no me he estudiado ni las instrucciones del Monopoly y que, previamente, el único curso que recuerdo haber hecho fue el de aprender a nadar y como las pasé tan canutas me juré que ni uno más. Y no crean, que está bien eso de formarse y crecer intelestualmente sin afán laboral, pero tengo la firme sospecha de que también existen unas intenciones paralelas muy sólidas, que no son otras que una especie de competición social por ir diciendo por ahí a los amigos y a las amigas que estás matriculado en e-business y que ayer tuviste un brainstorming. En alemán, por supuesto. Y que además estás en uno de contabilidad, haces Pilates, inteligencia emocional y cata de vinos y que no te da la vida. Pues te jodes, mira tú por dónde. A mi me da de sobra y no es que por ello farde, pero luego vienen los estreses, las ansiedades y los lamentos. Con lo bonito que es mirar el curso del río.


1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Que tengo mal día?
Gracias que puedo leer su columna, y eso me ayuda a sonreir. Felicite a sus padres de mi parte. Pero aunque hoy un poco desesperado estaba hojeando los "cursos" de Civican, no he caído en la trampa, seguiré bebiendo vino sin saber casí nada, pero saboreándolo intensamente, y brindando por gente como Vd.

Le saluda su lector ya un poco desenamorado.

7:24 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home