19 abril 2007

No sin mi hija
De todo lo visto y leído –reconozco que más bien poco- sobre los procesos de composición de las listas electorales de los partidos tanto para los ayuntamientos como para el Parlamento hay una actitud que brilla con luz propia y que no he podido eludir, por más que lo he intentando. Y es que a mi el amor de padre –o de madre, como llevan tatuados en los antebrazos los marineros- siempre me ha resultado de lo más maravilloso de la especie animal. Entonces eso de que Ángel Ciprés fuera el único que levantara su voz discordante en el consejo político de UPN que aprobó la lista al Parlamento me parece muy bien, que ya basta de hipocresías y todos callaos pero comiéndose las tripas. Muy bien, don Ángel, que llega uno a una edad en la que, tonterías, las justas. Resulta que la amada hija de don Ángel, de nombre Nieves, tenía mucha ilusión –dicen, dicen- por estar en la lista de UPN al Parlamento, se supone que antes del puesto 22 más o menos, toda vez que ser el 25 es como no estar. Y también dicen que para ello había puesto toda la carne en el asador, que no sé cómo se hace en la práctica pero que así se dice. Pero… pero…, no la han elegido, ni para antes del 22 ni para después, con el, se supone, consiguiente disgusto, lo cualo ha sucedido a millones de personas a lo largo de la historia y lo cualo seguirá sucediendo, que te llevas un mal rato cuando no consigues algo. Pero lo importante es que su padre de ella, a la sazón alcalde de Javier –la del millón de visitantes-, no se calló como el resto de los no elegidos y entonó el famoso ¿Y de lo de mi hija qué? Eso es un padre, sí señor. Y lo digo completamente en serio, mamá, que cuando me expulsaron una semana del cole te tuvieron que parar los pies los profes porque te parecía poco, je-je. ¡Bravo, don Ángel, bravo!

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Mi madre haría lo mismo,lo del instituto,y encima lo contaría en la tienda.Tuve un problema con un amigo, con el que dejé de hablarme,ahora me hablo,y ella se preocupó mucho.Me preguntó que era lo que me pasaba y yo se lo conté."Muy bien me parece, me dijo, pero solo he oido una versión."A veces le digo que es un poco "punki" y por eso la quiero tanto.Aupa la Benita!

2:15 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

"No sin mi hija", no sin mi hijo, no sin mi primo, no sin la hija de mi amigo, no sin mi amiga...suma y sigue, tengo ejemplos de todos los ennumerados, pero no me corresponde a mí el exponerlos. Por eso, una vez más, GRACIAS, Sr. Nagore, desde su A la contra, reímos, sonreímos, suspiramos, recordamos, olemos, estamos vivos al fin, que no es poco, y Vd. sacude las neuronas unas veces y otras los corazones.
Le vuelve a saludar su lector enamorado.

8:07 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home