21 abril 2007

Buitres
Me gustaría que cada vez que cerrará una fábrica, la fábrica nos diera la opción de pasarnos por allá y llevarnos el material a precio de saldo. O que el dentista al que le va mal y chapa nos hiciera los empastes a 10 euros. O esa asesoría que no chuta que nos resolviera 3 trámites por el precio de 1. Debería haber una ley que nos obligara a todos, fuese cual fuese nuestro ramo de actividad, a hacerlo de esta manera, a liquidar las existencias. Así pasaríamos todos por la misma vergüenza que pasé yo ayer al asomarme a la puerta de Unzu y contemplar a muchísima más gente de la que he visto por allí en los últimos tres años, abalanzándose como alimañas sobre los restos. Entiendo que hay gente que está apretada y que cualquier oferta es buena, pero también sé perfectamente que también hay otra mucha gente a la que sencillamente le pone llevarse algo por un precio inferior al habitual, un algo que normalmente no necesita para nada, ya sea una camisa, una tostadora o unas bragas. Y también está ese público de amplia cartera que se permite el lujo de regatear con las dependientas, como si te estuvieran haciendo un favor por comprarse una puñetera faja de tres euros. Es un espectáculo de lo más triste, en serio. Recuerdo que cuando el mendas tuvo una tienda y la cerró, no tuve el valor ni el coraje suficientes como para no liquidar, para no pasar por aquel trance. Y digo trance porque al 99% de las personas que vinieron a ahorrarse dos euros no las había visto en mi vida y el 1% que sí había visto eran habituales y venían simplemente a desear suerte y a despedirse, lo que me demostró que hay un sector de la raza humana que espera pacientemente a que la carne se te empiece a putrefactar para en cuanto exhalas el último aliento picotearte las entrañas.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hoy me reafirmo en que eres muy buen periodista y muy "buena gente". Hace algún tiempo se decía que los buitres estaban en peligro de extinción. Yo nunca lo creí. Son repugnantes pero al mismo tiempo necesarios, porque contribuyen al milagroso equilibrio de la naturaleza. También el buitre hominal es necesario, por el mismo motivo, aunque lo deseable sería que esta especie permaneciera estabulada para evitar el contacto no deseado.

10:17 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hombre, no es eso. Llamar buitres a los clientes que aprovechan unas liquidaciones es como considerar depredadores a los que compran en el Dia o en el Lidl. La vida está muy apretá, chaval. No lo sabes bien.

Felicidades por tus otras columnas.

10:59 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Al anterior anónimo:
A ver si nos leemos la columna entera, porque pone claramente que entiende a los que están apretados. Se mete con los que no lo están.

11:47 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home