01 abril 2007

El Corro
Jamás me puse nervioso en un examen. Lo que me ponía nervioso era tener que estudiar, pero, los exámenes, nada, 40 pulsaciones –un año penqué seis y aquí estoy, casi reinsertao del todo en la sociedad-. Pero sí recuerdo con terror algo que se inventó un profesor nuestro y que se llamaba El Corro. Nuestra clase era de 40 y el hombre aquel nos dividía en grupos de 10, según nuestras notas del trimestre anterior. Consistía en que nos sacaba a los 10 a la pizarra, nos colocaba en corro y lanzaba preguntas. Si los de delante tuya fallaban y tú acertabas, les adelantabas. Eran un infierno la tensión si te sabías la pregunta pero la acertaba otro antes que tú y el deseo infecto de querer con toda tu alma que tu mejor amigo no supiera qué coño eran las rocas magmáticas o la madre que las parió, para así poder avanzar y ganarte el punto que te daban si terminabas entre los tres primeros de tu grupo. Terrible. Bueno, pues el caso es que a mi esto de Tengo una pregunta para usted me parece que sería mucho más divertido si los pusiesen a estos a hacer El Corro. Y no como ahora, que van de uno en uno y Rajoy lleva toda la semana aprendiéndose hasta los nombres de los Cien Mil Hijos de San Luis. No sé, que le preguntaran a Rajoy: ¿Los vibradores de tres puntas, van a pilas o con batería? Y Zapatero pensando: Joder, que me la sé, que me lo contó una vez Zerolo. A ver si la falla Mariano y le paso. Mientras Llamazares suspira porque caiga algo de Marx y Carod porque pregunten en qué localidad gallega nació Rubianes. Eso sería un pograma y no estos mítines que nos van a soltar, con sus mensajes precocinados. A ver Mariano, ¿de qué color era la mochila del 11-M? Eso es sufrir. Pero no caerá esa breva, porque el nivel de exigencia de la educación ha bajao que es una burrada.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Pasaba mucho con los toreros "artistas", no con los "fajadores". Había aficionados que les seguían, a los "artistas", de plaza en plaza y durante toda la temporada, para no perderse las tardes de "inspiración".Pues bien, hoy con tu columna, has tenido una de esas tardes. Desternillante. Sólo espero que, en compensación por el elogio que acabo de tributarte, me aclares de una vez si esos vibradores van con pilas o con batería, que yo tampoco lo sé.

12:37 p. m.  
Anonymous Luis said...

que tiempos,"en contra de lo que pensaba wegener,los movimientos tectónicos..." Yo recordaba más el mismo invento pero en versión del profesor de inglés,el de la megafonía portátil,más que nada porque en este avanzaba(estábamos la clase entera,además,los 40) y con el otro me quedaba en el 32,que era más o menos donde empezaba....¡¡Abajo los jefes de fila!! ¡¡Aupa rojos!!

11:43 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Un punto. Te has ganado un punto, Nagore

10:44 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home