18 enero 2008

Saldos

Eso de que Yolandamari estaba en las rebajas con el coche oficial aparcado en un paso de cebra mientras Aznar y Del Burguer con queso daban una charla en Pamplona para presentar un libro que superará a Pedro Páramo es un bulo como otro cualquiera. A ver, ¿dónde están las fotos o los vídeos? No hay. Es como aquello que se dijo una vez de que habían visto a Valdano con la Preysle en Bertiz, cuando todos sabemos que por aquel entonces la Preysle hija estaba casada con Michael Jackson y la madre estaba haciendo esculturas de barro con Leslie Nielsen en Agárralo como Puedas. A lo sumo sería Tamará Falcó, que iba con los Jóvenes Castores. O ese rumor que dice que Edmund Hillary subió el primero al Everest, cuando la única foto que hay en la cima es la de Tensing. Ya, que dicen que la tomó Hillary, pero yo no me lo creo. Que Hillary era un gran tipo no lo dudo, pero a ver cómo decía el bueno de Tensing que Hillary no había subido, con todo el Imperio Británico detrás presionando y chaval o te callas o a seguir comiendo chapati toda la vida. Imposible. Así acabó el pobre, alcoholizado. Basta ver que a partir de aquel 29 de mayo del 53 Hillary no se subió a una banqueta. Bulos, presiones, intereses, chismes, ni una sola prueba gráfica. Porque, ¿qué interés especial podría tener la alcaldesa en no acudir a la charla del que fuera presidente durante 8 años? Ninguno. Vamos, una mujer que es capaz de abrir las puertas del ayuntamiento para recibir oficialmente al presidente del Real Madrid seguro que si no ha ido a ver a o a dejarse ver con Aznar es porque algo de suprema urgencia se lo impedía. Claro, ustedes no lo pueden entender porque están a otro nivel, pican en la calle Serrano, pero ¿no se dan cuenta que Alonso cierra en dos semanas? Yolanda, ¿quedaba algo potable?

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Eres malo. Sí.

11:16 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home