21 marzo 2008

Defensa propia

Muy buenas, tengo a Jorge atado a la silla y le he puesto un palestino en la boca para que no grite, ahora que está de moda, el palestino, no Jorge. Me presento. Mi nombre es Marco Requeno Llegas y soy el encargado de los semáforos de Pamplona. Estoy cansado y aburrido de leer en este periódico mensajes que aseguran que hay semáforos que no dan el tiempo suficiente para que los peatones, especialmente los mayores, vayan de un lado a otro. La verdad, la gente me sorprende. En primer lugar, ¿para qué tiene nadie que ir de un sitio a otro, sobre todo si uno es mayor? Quédese usted en casa, salga sólo para votar –por supuesto a nosotros- y pare usted de contar, que la ciudad es muy peligrosa y está infestada de coches que a la mínima le darán un arreón. Si el médico le ha aconsejado que pasee, para eso está el pasillo. Seguidamente, si 19 segundos en Conde Oliveto le parecen pocos cruce la ciudad por otra parte, coño, que no saben ustedes lo difícil que es encajar todas las piezas. Ya, dirán que con ampliarlo vale. Pues no, que a ver de dónde quito yo entonces, a ver, listos, si tengo que poner 30 segundos en lugar de 19. Por otra parte, comprendan ustedes que la batalla coche-peatón hace años que la perdió el peatón. Y no es mi culpa, que yo no estaba aquí. De vez en cuando les peatonalizamos un par de calles para que ustedes se traguen el anzuelo, pero aquí el que manda de verdad es el coche. Y si el coche, la totalidad de los coches, dicen que 19 segundos en Conde Oliveto es suficiente es que es suficiente y punto pelota. Crucen Baja Navarra en la intersección con calle Olite, que da más margen, búsquense soluciones, discurran un poco, que yo tengo mucho trabajo. ¡Coño, que peazo tormenta está cayendo! Voy a enchufar los aspersores de la vuelta del Castillo.

3 Comments:

Blogger rafa said...

Salud!

Tiene toda la pinta de que este amigo tuyo de los semáforos ha aprehendido todo lo que sabe de la Ciudad junto al encargado de coordinar y autorizar la apertura de zanjas y otros despropósitos similares en cualquier lugar y a cualquier hora...

Sí, hablo de algo que saben bien los que sufren casi a diario -sí, aunque parezca una exageración, no lo es- el tránsito por Cortes de Navarra y la Cuesta del Labrit.

Seguro que el programa informático -estoy convencido de que la culpa es suya y solo suya- con el que gestionan las licencias de obras tiene otra entrevista o... un secuestro.

9:42 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

"Pamplona somos...tú!" es el slogan que nos quieren vender. El cinismo del equipo barciniano no tiene límite, o a última hora se les cayó una palabra. En efecto, lo justo sería cambiarlo por el de "Pamplona somos...tu coche!"

11:23 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¿Hombre! En eso de los slóganes me acuerdo de otro que empleó UPN para las elecciones municipales y autonómicas: "Pamplona, ¡quién te ha visto y quién te ve!" Al verlo pensé que el mensaje era muy bueno, precisamente para no votar a doña Barcina. Me entenderán quienes hayan visto mermada su movilidad y hayan intentado desplazarse por la ciudad. Por cierto, que como no dudo de las promesas de nuestra alcaldesa, sigo esperando que organice el referendum o cuestionario vecinal que aporte ideas sobre el futuro de la Plaza del Castillo.¡Ah!, y espero que esta vez no construyan en ella un aparcamiento subterráneo,seguro que ni la alcaldesa ni el grupo socialista municipal tienen esa intención.

1:31 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home