12 junio 2008

Miembra

Aido –Aida en su acepción femenina- quiere introducir la palabra miembra en el Diccionario-a de la Real Academia-o de la Lengua-o, para distinguirla de la palabra miembro, que es como más fálica, la palabra, no la ministra, aunque quién sabe. Yo, cuando pasan estas cosas, me divierto. Un montón porque, además, siempre me viene a la memoria la respuesta que dio Gloria Fuertes, homosexual feminista, cuando una periodista le preguntó por qué prefería que le llamaran poeta antes que poetisa: porque la palabra es más bonita y porque, encima, poetisa es una mariconada. Todo lo que sirva para que el personal sea más respetuoso con el lenguaje, más cabal en sus relaciones entre sexos y en igualdades y tal –igualdad y paridad no es lo mismo, de hecho la paridad es un gravísimo error, es como hacer que en un equipo la NBA jueguen todos los mismos minutos como si se tratase de uno de minibasket de niños o niñas que están aprendiendo- siempre me parecerá maravilloso, aunque el camino a recorrer siga siendo largo, básicamente porque generaciones enteras aún llevan el lastre de los 40 años que anduvo por aquí el invicto y los que vinimos después algo de sedimento todavía teníamos, aunque pongamos lo mejor de nosotros y de ellas para que vaya desapareciendo. Es como esa gilipollez que dijo la vicepresidenta calificando la vuelta al trabajo de Chacón a los 40 días de dar a luz como un ejemplo. Yo, decisiones personales no valoro, que es su vida, pero de ahí a ponerlas como ejemplo media un abismo que no hace ningún favor a las mujeres, que tienen bajas maternales de mierda comparadas con el resto de Europa. Trabajen en esa línea, déjense de fotos de ZP sólo con las ministras como si fueran animales de feria y no nos toquen el miembro, ni a ellos ni, sobre todo, a ellas.

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¿Un ejemplo volver al trabajo a los 40 dias de dar a luz? Un ejemplo de qué, de tener personal sufciente para dejar al baby super atendido y sin molestar al marido. Está claro que le sobra éstos derechos (que menos mal, por suerte, existen) volviendo a reincorporarse con sueldo de ministra. Asi nos va. Y todavia se escucha, refiriendose a a violencia de género, que a pocas han matado, y...dicho por mujeres. Asi que me da igual si la palabra termina en a o en o, despues de ver y oir semejantes barbaridades.

1:24 p. m.  
Blogger INZOA said...

Pues esto no deja de ser otra cosa que el reflejo de la demagogia que algunos políticos hacen con la igualdad de derechos entre hombres y mujeres con el aplauso, esto sí que es triste, de las mujeres de sus partidos respectivos.

Es una lástima que toda la lucha por la igualdad de muchas mujeres del ámbito público y de la generalidad de los colectivos llamados feministas, se limite a la o/a y a la paridad por ley que, dicho sea de paso, sólo sirve para levantar dudas sobre la preparación de las mujeres nombradas bajo su dictado.

Por favor, leed esto dos veces antes de sacudirme porque, os aseguro, es más feminista que el feminismo oficial de ZP.
Un abrazo.

1:35 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Has dado en el clavo, lo que necesitamos es igualdad real, no chorradas de acabar palabras en o o en a, y que haya el mismo número de ministras que ministros.

A los 40 días de dar a luz a currar....eso un ejemplo, vaya, voy a tener que pensar en un puesto de esos de ministra que el sueldo y horario debe de dar para dejar al bebe en buenas manos. Además para el puesto de ministra tengo las mismas oportunidades que un hombre, lástima que en la mayoría de trabajos no ocurre eso.
Un abrazo

2:55 p. m.  
Blogger Nerea said...

Muy de acuerdo con Inzoa. La paridad es de lo peor que se ha podido hacer en favor de la igualdad. Esa y otras muchas medidas de discriminación positiva no hacen más que entorpecer el camino a la igualdad en cuanto a la opinión pública.
La discriminación sigue siendo discriminación aunque le pongamos lo de "positiva" después, y es que ¿no estamos trabajando por la no discriminación de la mujer?

Por otra parte, el victimismo del que ALGUNAS mujeres parecen presumir es muy perjudicial para ellas mismas, pero es más triste que no se den cuenta. Tenemos la teoría muy bien reglamentada. Lo único que deberíamos hacer es trabajar (hombres y mujeres) por que se pongan en práctica aquellas medidas que realmente benefician a las mujeres, SÓLO para la igualdad.

3:32 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Perdón por salirme del tema, pero, ¿alguien sabe por qué no está actualizado el blog de Javier Eder? Un saludo

9:40 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

No sé si llamarlo burla, sarcasmo o cinismo, que el tema de la falta de igualdad, la discriminación, la violencia, el maltrato de todo tipo, los asesinatos y la consideración real de las mujeres como ciudadanos inferiores... Aparenten solucionarlo diciendo "miembrAs". Así nos va. Qué gentuza.

4:19 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home