21 diciembre 2008

Racismo

No suele haber ningún problema para dejar que un estadounidense entre en tu accionariado, que es lo mismo que decir que entre en tu casa. De hecho, infinidad de empresas españolas tienen accionistas de ese país y nada especial parece ocurrir. En cambio, si asoma la jeta un ruso se disparan las alarmas, ya que, por naturaleza, nos han enseñado que los rusos son terribles, taimados y crueles. Han pasado de ser comunistas a ser mafiosos, sin ninguna clase de escala intermedia. En este país somos así, racistas con los estadounidenses y también con los rusos, al menos de pensamiento. Si no no se explica cómo se echó buena parte de la opinión pública encima del gobierno tras el anuncio de la posible compra de Repsol por parte de Lukoil, algo que no hubiera sucedido nunca si Lukoil hubiese sido suiza, por ejemplo, y su principal gestor un tal Maddof. Bastan un par de películas de mercenarios eslavos, unas cuantas fotos de gulags y un par de biografías de Abramovich para crucificar a todos los ciudadanos rusos, como si las grandes fortunas europeas o americanas estuvieran edificadas sobre los 10 mandamientos o la Declaración de Derechos Humanos. No tengo ni idea de si Lukoil está gestionada por bandoleros o no, supongo que sí, pero sí que intuyo que si esos bandoleros hubiesen sido de Santander no se habría armado tanto revuelo, mientras Botín y los suyos invierten dinero en estafas piramidales para obtener más dinero que un trilero. Es lo curioso de los capitalistas radicales, que quieren máxima libertad pero hasta que no les afecta a ellos. Decía Solbes que la pena de lo del Santander y otras entidades financieras con respecto al pufo de Maddof es que afectaba a la credibilidad de los bancos. Otro error del oráculo, ya que sólo se puede perder lo que se tiene.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

En el fondo tienes razón, pero en este caso en concreto,Jorge, ocurre que uno de los principales accionistas de Lukoil está detenido en España por asociación mafiosa y a su abogado acaban de acribillarlo a tiros.

11:45 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

Razón llevas amigo anónimo, pero un accionista es eso, un accionista, aunque sea uno de los principales. Iba más al fondo, como bien dices.
Saludos.

10:11 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home