16 noviembre 2012

Margaritas


El Museo del Carlismo de Estella ha organizado para el 17 y 24 de noviembre las dos últimas visitas teatralizadas a la exposición temporal ‘Reyes sin trono. Los pretendientes carlistas de 1833 a 1936’El visitante podrá conocer la vida de la familia carlista acompañado por doña Margarita de Borbón-Parma, esposa de Carlos VII, según ha informado el Gobierno en un comunicado. ¿Vamos o qué, joder? Es un planazo. Yo a eso no sé cómo haré pero tengo que ir. ¡Nada menos que me acompañaría la esposa de Carlos VII! Ya engancharé a la estellesa –autobús- y pabajo. Me planto allá, busco de paso a Jesús Galdeano y le saludo que hace mucho que no le veo y que me acompañe la Margarita ésa. Toda la vida he querido conocerla y ahora el Gobierno de Navarra, cuyo consejero de Cultura dijo que había que hacer “más con menos”, me lo permite. No sabía que con ese “más” se refería a “más” ridículo, como el de haber gastado dinero en un museo así, pero, ya que está, iré. Es que mi abuela fue Margarita. Lo cuenta muy orgullosa, así como de refilón, que ni te mira pero sabes que está deseando que le preguntes qué es eso para dejar de coser chaquetas de bebé como una perra: ¿y eso qué es, abu? Y te lo larga. Es capaz de largártelo seis veces en media hora. Es lo que tiene ser tan mayor y haber nacido antes de que se crearan las Margaritas enfermeras en 1919: se le olvida lo de hace cinco minutos, pero todo lo demás lo borda. Igual la debería llevar a ella, aunque como no la lleve en bici... Estaría bien ver qué le dice a la tal Margarita, aunque seguro que diría ¡cómo nos engañaban! Pues como ahora, abu, que no llama Margarita, pero se llama Economía o Estabilidad. Tú al menos a esta le puedes soltar dos hostias. ¡Quita, quita. ¿Te he contao que Zaragoza es una ciudad del demonio! ¡Cuéntame!

1 Comments:

Anonymous Txandrios said...

Sólo la última palabra define la acción cultural de este desgobierno.
Salud

5:55 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home