04 noviembre 2012

17.14


El viernes a la tarde nació el hijo de Messi. A la noche ya estaba fichao por el Athletic. El bisabuelo paterno de Antonella Rocuzzo, la madre, se llamaba Patxi Rokutxo. Esto Bielsa, al ser tan lector, lo sabía, la oferta le pilló a Messi en orsai, sin haberle hecho aún a la criatura la cláusula de circuncisión, el crío se vio solo un minuto, le pusieron la papela delante, no leyó la letra pequeña, el padre andaba en Twitter picaó con Piqué, y firmó. Ha habido críos que han firmao antes, incluso. ¿Cómo? No sé. El chaval, tal y como los alimentan ahora que parece que van a estallarles las costuras, estará lo más seguro listo para debutar a final de temporada. Esto, lógicamente, ha caído como una bomba en los paixos. Y más en La Vanguardia, que el viernes en su edición digital puso: Thiago Messi nace a las 17 horas y 14 minutos. La hora de la llegada del primer hijo del crack azulgrana coincide con el momento escogido por el Camp Nou para gritar por la independencia de Catalunya. Pues mira, de tanto miraros al ombligo, ha volao, el Thiago. Si es que esta gente joven ni tiene principios ni amor a la tierra ni hostias, que le pone en el contrato que si lo rescinde unilateralmente el País Vasco se queda con Tarragona. Casi entero. Tú vendes Tarragona – sin Salou, que es Patrimonio de la Humanidad- y casi te llega para pagar el nuevo San Mamés. Con lo bonito que quedaba eso de las 17.14 y el grito del Camp Nou. O las 17, la hora del fútbol por excelencia, y el 14, el dorsal de Cruyff, el de la flor en el culo. Lamantabla, Thiago, lamantabla. En Madrid esto ha sentao fatal, porque se ven venir la UTE entre vascos y catalanes. Menos mal que ya está al caer el niño que van a tener Xavi y Casillas. Pero a ver quién de los dos se lo queda. Para esto habrá que hacer referéndum.

1 Comments:

Anonymous Txandrios said...

Eso sucede por intentar mantener unido en un núcleo protones y neutrones sin gluones de por medio. Es lo que tiene la física nuclear. Que te puede explotar en plena jeta unos 40 años después. Pobre Thiago va a tener que elegir entre la albiceleste, la española (la roja p'a mi siempre será la URSS) y la catalana.
Salud

12:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home