07 noviembre 2012

Es público


Álvaro Miranda, el mismo que nos anunció que “la inmensa mayoría de los navarros no se verá afectada por la crisis”, idéntico al que nos tranquilizó cuando cruzamos “el Cabo de Hornos” de la crisis, ése que sacaba pechito un mes que el paro no subió y fanfarroneaba diciendo “a ver qué dicen ahora los de las críticas”, aquel que cobraba en invisibles y fastuosas dietas y reloj de esa misma CAN en la que Roberto Cara de Piedra Jiménez dice que “no ha pasado nada”, uno que cuando pasó de debajo del sobaco de Sanz al de Barcina manifestó que “había rechazado numerosas ofertas de la empresa privada”, este hombre, digo, se ha reincorporado a su puesto como funcionario, en concreto a un puesto de nueva creación que se han inventado en la Mancomunidad de Pamplona, la que va a subirnos los billetes de villavesa. Ese es su destino. Curioso concepto de lo privado tiene el que tomó el relevo de Iribarren para dejarnos el muerto de Los Arcos, ese Iribarren que -a saber si como premio también- pasará a cobrar por asistir a los consejos de CAN, tras su designación por parte de Barcina. Se ignora si Pablo Romera, gerente de SPRIN cuando el desaguisado y actualmente en CEIN –porque él lo vale-, seguirá el mismo camino o de momento Barcina se conforma con estas migajillas que va soltando a los suyos, mientras el paro sube un poquito. Pero solo un poquito, unos 1.400, nada que no vaya a cambiar si ustedes se animan y emprenden, que son ustedes unos vagos y unos jiñaos, no como el anterior consejero de Empleo, que también animaba mucho al autoempleo y cuya última noticia es que andaba por el Centro de Investigación Biomédica, más público que los baños de paseo Sarasate. Da igual. Esta de Miranda no es sino otra de aquellas que nos auguró Barcina como “rosario de buenas noticias”. 

2 Comments:

Anonymous Txandrios said...

Barcinada: dicese de el comportamiento basado en decir tonterías, a la cual mayor, chupar como una vulgar sanguijuela del erario público y desviar la atención nombrando a poder ser al terrorismo. Se practica en esta tierra desde tiempos inmemoriables y los huéspedes de dichos parásitos seguimos tan contentos. Merecido lo tenemos por imbéciles, por aguantar esta manada de nocivos chupasangres.
Salud

9:12 a. m.  
Anonymous Soyamaiur said...

No hay comentarios posibles. Solo reincidir en que Miranda no ha sacado ninguna oposición, está en el organismo público gracias a una prueba que le hicieron cuando de la Mancomunidad de Estella pasó a la de Pamplona, por lo tanto, no es funcionario. Es trabajador de una institución pública.
Tramposo hasta en eso.

1:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home