07 marzo 2013

Noche invernal


Cada vez que nieva y veo la chimenea de Mendillorri pienso en Kukuzcka, Wielicki, Hajzer y Berbeka. Podría pensar miles de cosas –o en ninguna-, pero me suele venir esa imagen. Les veo subiéndola, escalándola con cuerdas, con sus barbas y sus ropas viejas, sus chaquetas antiguas de país comunista pobre, arreglándola para la empresa que en mi imaginación la gestiona y luego otra y otra y otra, para así hacer montón y largarse al Himalaya a escalar ochomiles en invierno, cuando el resto de los humanos bastante hacemos con salir de casa. Así se ganaban la vida, muchos de ellos. Son leyendas absolutas y leer sus libros y ver sus nombres impresos y contemplar que Hajzer y Wielicki están detrás del primer ascenso invernal de la historia al Broad Peak emociona. Es emocionante. Cada uno se emociona con lo que quiere. Kukuzcka –3 ochomiles en invierno- murió hace mucho, Wielicki –otros 3- sigue organizando, al igual que Hajzer –1, el Annapurna; y el imborrable recuerdo de su ayuda inmediata en mayo de 2008-. Maciej Berbeka también ha sido el primero en llegar a la cumbre en tres ochomiles: al Manaslu, al Cho Oyu y el martes al Broad Peak. Tiene 58 años. Hizo ese Manaslu con 29 y el Cho Oyu con 30. Ha hecho el Broad hace dos días, con 58. Tras hacer cumbre, Maciej Berbeka pasó la noche del martes al miércoles al raso, a 7.900 metros, en el collado del Broad Peak, junto con su compañero Tomasz Kowalski, mientras los otros gigantes –Adam Bielicki y Artur Malek- sí conseguían llegar la seguridad de las tiendas del campo 4 a 7.400. La esperanza es prácticamente nula, pero no hace falta decir que si sueñas gracias a otros les debes al menos tus pensamientos y tu emoción para arropar desde lejos y aunque no sirva de nada al maravilloso, solidario y extraordinario alpinismo polaco.

3 Comments:

Blogger koldaz said...

De tres expediciones a 8.000es en dos he estado con polac@s y son el paradigma de la dureza y capacidad de sufrimiento
Enhorabuena a Wieliczki a pesar de todo... ojalá ocurra el milagro...

12:28 a. m.  
Blogger koldaz said...

De tres expediciones a 8.000es en dos he estado con polac@s y son el paradigma de la dureza y capacidad de sufrimiento
Enhorabuena a Wieliczki a pesar de todo... ojalá ocurra el milagro...

12:29 a. m.  
Blogger koldaz said...

De tres expediciones a 8.000es en dos he estado con polac@s y son el paradigma de la dureza y capacidad de sufrimiento
Enhorabuena a Wieliczki a pesar de todo... ojalá ocurra el milagro...

12:29 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home