24 diciembre 2005


Pa qué

Un imitador que se hace pasar por presidente y se la da con queso a otro presidente becario, unos reyes en una postal de recorta y pega, Osasuna con 38 puntos en 17 partidos. El mundo es maravilloso, una gran mentira, pero maravilloso. Esta noche, mismamente, nos juntamos a celebrar no se sabe qué en torno a un gorrín mientras el gorrón mayor nos mira desde la tele. Y hasta nos habla (yo quito el volumen de la tele y pongo la radio, que es más animao). Cualquier año el cámara va a abrir más plano de la cuenta y vamos a ver a José Luis Moreno moviendo el muñeco. Por eso lo grabo. Este periódico, por ejemplo, mañana será otra gran mentira. Como mañana no sale ninguno, lo miraremos con nostalgia y pensaremos: “Cuando leí esto por primera vez, aún eran las cuatro de la tarde y le podía haber dicho a la familia que tenía un ataque de gota, que tenía que hacer un recao en el estrecho del Bósforo, que pa qué, coño, pa qué. No fui capaz y heme aquí, alicatao hasta el techo de langostinos y con mil duros menos que me silbó el tío cura al Tabú, con lo que sabe él de tabús”. Miraremos la programación de la televisión y la cartelera, pero no veremos la tele porque, en días así, contamina, no iremos al cine porque, en días así, te encuentras hasta con la familia otra vez. No quedaremos con los amigos porque no se puede girar el codo sin que se caiga medio bar. Nos iremos a la cama con la sal de frutas en un gotero pensando lo bonito que es tener una familia pero no celebrarlo por decreto. En fin, dos días tirados a la basura, al contenedor que no se puede reciclar. De todas formas, lo dicho, un mundo maravilloso, así que, para que vean que uno también tiene su corazón, por vez primera les voy a decir lo que se suele decir en un día como hoy: ¡Viva San Fermín!”.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Te veo "ali-caído", Nagore, pero ¡cómo te comprendo!. Yo creo que esa sensación de melancolía y tristeza la sentimos muchos en estos días. Está claro que ni a ti ni a mi nos llena de felicidad el "alicatarnos" de langostinos. Yo además, en esta ocasión los rocié con Cava Mainegra, ya sabes, por aquello del tripartito. Pues oye, ni por esas. Así que, ateniéndome a la vieja filosofía, que a veces olvidamos, el comportamiento correcto es el de esforzarse mucho cada día en hacer aquellas cosas que uno en conciencia cree que debe hacer, olvidarse de la felicidad que nos pueda deparar EL CORTE INGLES, y por ese camino obtendremos la satisfacción del deber cumplido, que en definitiva es una muy apreciable forma de felicidad. (En NAVIDAD me pongo siempre transcendente).

1:55 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

y eso que no comentas nada de los regalitos de marras!!!10 dias comiendote la cabeza para que al final lo unico que aprecien sea el tiket pa poder cambiarlo.Acabaremos como el chiste del Eugenio con los gorrinos;""yo les doy cien duros y que se compren lo que quieran"".Y la noche de reyes???estas comprando sabiendo que eres tonto del culo pq a los dos dias cuesta un 10,20 o 30% menos;me duele mucho esa situacion,pero mucho!!!!.pero en fin, parece que son fechas para acabar con el poco excedente que nos queda en los bolsillos,aunque nunca llegue a entenderlo y al final piense que el raro soy yo;tanta gente no se puede equivocar

10:09 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home