12 octubre 2006


El hogar

Pues me parece muy bien que fracasen las negociaciones de Miranda para traer líneas aéreas baratas a Pamplona. Con lo tranquilo que entra uno al aeropuerto de Noáin, mira la pantallica y ve: “Salidas: Barcelona”. Y punto pelota. Salida a Barcelona y llegada de otro desde Madrid, para no liarse. Luego te dicen Pasajeros con destino Barcelona embarquen por la puerta 1. Y embarcas por la 1 porque la única alternativa es la 2. Eso da una paz terrible. No como cuando estas en Heathrow, que entras con la marca de la rosca de la boina y empiezas a ver pantallas por todas las partes con miles de vuelos y a ver donde está tu geit, la jodida geit. Y te dicen pasengers destineision Barcelona go tu geit tuentitu. Y la dichosa geit está a tomar por saco. Eso si entiendes lo que dicen. Y en Madrid pasa igual, que hay miles de pantallas llenas de arrivals y departures. Aquí no. Aquí te sientas con tu librico y te puedes leer Los pilares de la tierra tan ufano, que sabes que la puerta es ésa y el vion ese pequeño de hélices que hay fuera, que casi podrías llenar el depósito de la gasolina tú mismo. O como me dijo mi rival la última vez: “¿Le habrán cerrado la bien la tapa de las pilas, no?”. En cambio la gente quiere más vuelos, a más sitios. Haced escalas coño, que como no se puede fumar a no ser que no salgas del aeropuerto y vuelvas a pasar por el detector así fumáis menos. A Londres, a Londres, que quiero ir a Londres. ¿Qué se te habrá perdido a ti en Londres? Más te valdría conocer antes Burguete, que no has estao nunca. O Fitero. ¡Cosmopolita! Y esa cosa hogareña que siente uno a las siete de la mañana cuando rugen en el cielo los motores, que te das la vuelta amoroso en la cama y le dices a tu rival: “Mira, cariño, el avión a Madrid”. Y te responde: “¡Ya te callarás!”.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Grande, muy grande.

4:32 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

muy bueno txis

6:22 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home