25 noviembre 2006

Día señalado

A lo tonto a lo tonto ya estamos casi en el Día de Navarra, que este año cae en 4 porque el 3 es domingo y así para que notemos más que existe –Navarra- lo ponen el lunes y nos dan fiesta, ¡bieeeeeeen! Por supuesto haberán programado nuestras autoridades unas cuantas navarradas varias para celebrar tan colosal fecha, eventos ellos que se van esparciendo por detrás y por delante del calendario para que la cosa se esponje un poco y dé sensación de más importanxia, ya sea el deportista navarro del año, el Festival Joven de Navarra –con un grupo guipuzcoano, otro de Madriz y el también guipuzcoano Mikel Erentxun, para que se vea que no somos racistas- o la habitual visita a Javier –a Corpas le habría salido más a cuenta este año haberse alquilao una habitación allí- para así superar holgadamente el millón de visitantes –¡ay, que me da el ataque!-. Harto tiene que estar el bueno de Javier de veros a algunos todas las semanas por allá. Bueno, el asunto es que algo habrá, ni lo duden, y así iremos arrancando con el mes de diciembre, que es un mes asesinable sin ningún género de dudas, tanto por las fanfarrias éstas como por las de la segunda quincena, que ésas sí que son tremendas. Porque no te quejes de las Navidades de las pelotas, que enseguida se te echan encima los que te tachan de aguafiestas, triste y peor, sólo porque no te apetece formar parte de la tontería colectiva que se adueña de todo. Es por eso que a diciembre lo tengo el primero de la lista para ponerlo en el muro de Calderería cuando vuelva el muro de Calderería y poder gritar ¡apunten, fuego! ¿Qué se nos queda el año en 11 meses? Pues no pasa nada, más opciones tendríamos de cumplir 100 años y que nos visitara la alcaldesa y decirle cuatro cosas, que ése sí que sería un día señalado.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Que tu vecino de página, AINGERU, desprecie, como hace hoy, día 28 de Noviembre, en su columna habitual, los esfuerzos que muchas personas están haciendo por conmemorar el Centenario que este año estamos viviendo, me parece casi normal. Yo le leo algunas veces y casi siempre termino sintiendo "arcadas". Por cierto, quiero recordar, por si alguno no lo sabe, que el Sr, Xavier Arzallus estuvo interno en el Colegio de Javier la friolera de seis años. Y también estuvieron no recuerdo si uno o dos de sus hermanos.

Pero a lo que iba. Tu columna de hoy, que es la que quiero comentar, está repleta de carga negativa. Esto no se corresponde con una persona muy joven y con evidentes dotes para ser un gran periodista. Para demoler vale casi cualquiera. Yo conozco personalmente a Ricardo Sada, Rector de Javier. Lleva tres años, y no sólo él, dejándose la piel en el intento de reavivar la figura de FRANCISCO DE JAVIER, pero no por motivaciones políticas o económicas, sino por motivaciones morales. Necesitamos ejemplos a quien imitar. Para mi, JAVIER es un ejemplo. Si los buenos periodistas se apuntan también al acoso y derribo, estamos listos.

Por lo demás, esta discrepancia de hoy no enturbia en absoluto el respeto y la alta consideración que siento por el periodista NAGORE. Y no digo nada de lo que siento por el "amigo" JORGE. ¿Qué sería de nosotros si no discrepáramos algunas veces?

Un abrazo.

8:07 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home