21 febrero 2008

Neumática

Cada vez que veo a Torrens –si le quitamos una ene ya tenemos las poltronas a las que se refería Zapatero- me llevo una decepción -por cierto, Decepción, de Félix Grande, gran libro-. La última vez, hace nada, cuando presentó el nuevo sistema de recogida neumática de basura. Yo estaba convencido de que la recogida neumática iba a consistir en que te tocaba el timbre de casa Samantha Fox y se llevaba las bolsas, pero va a ser que no, que no sólo no vendrá Samantha sino que además tendremos que ser nosotros los que bajemos la basura a los puntos de recogida, con el consiguiente gasto energético que eso supone, la subsiguiente sequedad de boca y lo que eso conlleva de gasto en la hostelería, con lo que cara que está. Vaya fiasco, Torrens, con lo que me gustaba a mí Samantha antes. Ahora ya no, porque ya no es novedad, ahora hay neumáticos por todas partes y se pierde el morbo de lo insólito. Insólito también es que los buzones en los que echaremos la basura –les llaman residuos, pero es basura: ¿o es que ustedes en el súper preguntan si tienen bolsas de residuos?- lleven grabado el skyline de la ciudad. Esta pijez de lo del skyline –la línea del cielo- no me la invento yo, es algo que comentaron en su día Ayuntamiento, Mancomunidad y empresa adjudicataria y que, curiosamente, reprodujeron los medios impresos. Porque no se le puede llamar skyline, ya que desde ningún punto de la ciudad se ve, en una sola mirada y alineados, San Cernin, Ayuntamiento, Monumento a los Fueros y Catedral. Que, también, vaya elecciones, más tópicas, cuanto ingenio. Pero bueno, que por una vez habrá que reconocer que esto de la recogida subterránea –tampoco es automática- es buena cosa. Será una pena no poder lavarse el pelo cada vez que metes la mano en los contenedores con cerdas.

1 Comments:

Anonymous J. Revel said...

Recogida neumática-Samantha Fox. Chiste fácil, ¿no?
J. Revel

5:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home