13 febrero 2008

Glú-glú

Álvaro Esther Williams Miranda estuvo ayer visitando Itoiz, en concreto la zona en la que está previsto que se ubique un centro náutico. Tan metido estaba en su papel que, junto con otras cuatro personas, se subió en una barquita cedida por la CHE y, de no ser porque llegó una lancha motora para ayudarles, casi se ahogan, ya que la barca empezó a hacer aguas y éstas les llegaban a la cintura. Es curioso ver a un político naufragando, abalanzándose como una croqueta hacia la seguridad de la lancha mientras los otros cuatro caen al pantano al volcar la barca. La verdad, desconozco si Miranda sabe o no nadar –lo que no sabe, al igual que los otros cuatro, es que el superávit de peso hace que se caigan los helicópteros y que se hundan las barcas-, pero hubiera quedado mucho más caballeroso si se hubiera tirado al agua –llevaba chaleco-salvavidas, pero sin abrir- a aguardar tranquilamente –no estabas en el Mar del Norte- la llegada de la lancha mientras las madrillas y las chipas le chupaban el cuero de los zapatos. No pasa nada por mojarse, hombre, no va a ningún sitio, te pones luego un buzo de obra y ya está, nos ha pasado a todos. Da peor imagen no querer dar mala imagen y tratar de salir impoluto y el primero del trance, ayudado por todos como si el constipado de un consejero fuera más grave que el de los acompañantes. Claro, tanto ímpetu le puso al moverse de una embarcación a otra y tan torpes y repentinos fueron sus movimientos que la barca se dio la vuelta. Se conoce que no ha visto cómo los guardacostas aconsejan a los inmigrantes que abandonen sus pateras. O igual sí, pero le daba igual, lo importante era no mojarse el culo. Se lo mojó. Es una tontería, pero no deja de ser un reflejo de que algunas personas se sienten más imprescindibles que otras.

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

los barcos "hacen agua" cuando se hunden, los animales y personas humanas "hacen aguas"-mayores o menores- cuando van al baño. Sin más, que me da al ojo cada vez que lo veo y me dan unas ganas de hacer aguas...

9:08 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

Gracias señor Carreter.

9:25 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

pues a mi me dan ganas de "hacer aguas" cuando veo gente tan pedante como tú. Por lo demás, me encanta cuando a los politicuchos se les presenta una situación fuera de protocolo como esta y la cagan.(que es casi siempre )

GORA NAGORE!!!!

9:51 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

A mí lo que me gustaría saber es para qué narices el Consejero de Hacienda se mete en una barquita al embalse de Itoiz. ¿Para salir en una foto? Mejor haría en estar en su despacho pensando en qué gastar los 240 millones de superávit que tenemos en Navarra. Como si no hubiera agujeros que tapar...

6:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home