27 septiembre 2008

Pijobanco

Ustedes no tienen todos los datos. Yo, como soy un periodista avispado y vericuetero, sí. Se los desvelaré. La causante de la crisis mundial es mi madre. Mi madre es una adicta al low cost, pero al de calidad, más bien al de diseño. Mi madre ve algo a 1 euro pero “curioso” –es su palabra cuando algo le gusta- y lo adquiere, porque a pillar un juego de vinajeras por 1 euro no se le puede llamar comprar. Tan de diseño son que este verano en el pueblo hemos compuesto las ensaladas directamente de las botellas, porque no había Dios que hiciera fluir los líquidos por allá. Mi madre podría ser presidenta de la Mancomunidad, pero no le dejamos porque los putos periodistas se meterían con ella. Y es que ayer vi el nuevo modelo de marquesina que nos ha puesto Torrens, que es arquitecto, le gusta el diseño y ahora además es político. Vaya tres patas para un banco. El banco, precisamente el banco de las marquesinas, es lo que hará que este buen mozo pase a la historia. Les explico: metálico, de unos 4 metros de largo. Recto y nivelado. Correcto. Cumple su labor, que es que pongamos el culo. Lo “curioso” viene cuando a mitad de banco, encima del banco original, han instalado otro banco también metálico de unos seis palmos míos –1,20 metros-, haciendo de balconcillo superior, por si se va a sentar Gasol, supongo, porque si me siento yo me cuelgan las piernas, de la altura que tiene. Obviamente, como sucede con el adoquín que hay detrás de Baluarte, nadie usa el banco superior, con lo que de una anchura de 4 metros nos quedamos en un banco de 2,80, aunque pagando los 4 metros de material del inferior, ya que es una balda corrida, sin hueco. Cuando uno cree que lo ha visto casi todo, llega un genio y te asombra. Al menos lo de mi madre sólo costó 1 euro.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Eso fijo que no cuesta un euro.
¿Lo de poner a 1,20 esa cosa será para agacharse debajo si llueve?
Tendrán que poner un letrero con instrucciones para usarlo...

4:18 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

A dia de hoy, cada vez que veo una marquesina, sigo pensando si tendra algun uso curioso ese espacio

11:38 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home