26 noviembre 2008

Congruencia

La otra tarde me crucé con un conocido y me dijo: cómo sois los de NaBai, que tirria le tenéis al PSN. Le sonreí, hice un brikidance y salí de allí por patas. Hay que joderse, se creía que soy de NaBai o que les voto o qué sé yo, simplemente porque muy de vez en cuando -mucho menos de lo que recomienda la OMS- les dedico unas líneas a los monaguillos de Pepiño Blanco. Podría serlo, pero no lo soy, ni ayer ni hoy ni nunca, si les dedico unas líneas es por mentirosos y por ladrones. Podría decir que es por incongruentes, como definió ayer Samuel Caro a las informaciones de este periódico que señalan que hasta ahora sólo se ha ejecutado un 40% del montante económico de las enmiendas presupuestarias del PSN, pero habiendo adjetivos más exactos qué sentido tiene. Mentirosos porque mentir es prometer algo que luego no se lleva a cabo y que se sabe que no se va a llevar a cabo. Y ladrones porque sabiendo que están mintiendo a los votantes con un futuro distinto –mejor o peor no sé, pero al menos distinto, que de vez en cuando no viene mal, como cambiar las sábanas- utilizan un gancho publicitario que saben que es falso –cambio- para arrancarles los votos de las manos, cuando un voto es una cosa muy valiosa, se use o no se use. No es dinero, es más importante. Y el PSN robó miles de votos en mayo de 2007, a NaBai, a IU, al propio UPN, al CDN, hasta a los del cannabis. Incluso se los robó a los sacrosantos partidos de la abstención o de los nulos o de los blancos. Y de esto la asociación de consumidores Irache no ha dicho nada, pero es un claro ejemplo de publicidad engañosa, mentirosa y ladrona que al menos para mi no caduca ni caducará hasta que estos apandadores pidan disculpas. O sea, que no caducará nunca. ¿Congruencia? No sé, pero es la mía.

2 Comments:

Anonymous quiero ser rey said...

mientras los que nos representan sean economistas, abogados, empresarios, banqueros... poca congruencia podemos pedirles. Si existiera una carrera para hacerse político que incluyera tets de honestidad, sentido común, capacidad de escucha...y luego unas oposiciones a presidente, pues aún, pero en este momento no te puedes fiar de Ninguno/a. Al menos los del cannabis parecen buena gente, con un sólo objetivo pero coherentes, sin aparentar lo que no son.

1:07 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¿Has sabido alguna vez que los cínicos, mentirosos y ladrones, pidan disculpas?
La gente de esa calaña no suele cambiar.

4:38 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home