26 diciembre 2008

Táctica

En un mundo en el que las tetas ya no son tetas sino emplastes de silicona que se compran al peso –pónme dos para llevar y dos para comer aquí-, en el que los hombres se depilan los sobacos a láser y huelen bien, en el que los niños no comen bocatas de mermelada sino actimeles, en el que una caña y un pincho cuestan 4 euros, donde un gobierno socialista quita dinero a los pobres para dárselo a los ricos, en el que los humoristas de La Sexta se meten más con la oposición que con el gobierno o en el que decenas de medios de comunicación dedican desde hace décadas mucho más espacio a la identidad nacional o lo que coño que eso sea que al paro, el hambre o lo que sea, vamos, en un mundo en el que casi todo o es mentira o es una verdad a medias, ¿qué más da una más, qué más da que un blanco se pinte la cara de negro para sentirse realizado por unas horas? ¿No os dais cuenta, almas de dios, que este hombre es feliz, que fruto de esas horas en las que es el centro de todas las miradas –las de agradecimiento y las de inquina, este lo aprovecha todo- carga su autoconfianza para todo un año y así no se tira al Arga, no os daría cargo de conciencia?, ¿no os parece que bien invertidos están esos 42.000 euros que el ayuntamiento le otorga? ¿Cuánto vale la felicidad de un hombre? No tenéis corazón. Por ejemplo, el camerunés que se ofreció a ser Baltasar, por muy buenas referencias que trajera, ¿qué necesidad tiene de serlo, con la de personajes que hay por el mundo para interpretar? Dejad al bueno de nuestro Balta de pega tranquilo. Y sed prácticos, hijos, sed prácticos, recordad que en este pueblo cuando las críticas sólo vienen de un lado no hay nada que hacer, aún se enrocan más y con más ganas. Infiltraros en las líneas enemigas y meter cizaña. Suerte, voy para Carlos III.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Me parece muy bien que este hombre se pinte de negro,lo que no entiendo es por que no cogemos negros y los pintamos de blanco para que hagan de Melchor y Gaspar.¡Aupa el olentzero!agur

11:27 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home