15 febrero 2009

Ole

Me dice mi rival que llevo una temporada que no escribo más que críticas y que la gente se va a pensar que soy un miasmas de esos que no hacen más que quejarse de todo y que, más importante que eso, la gente necesita un poco de alegría. Le digo enfadado que a la gente con que salga el sol ya le vale y que además la gente ya sabe que esto es sólo un trabajo y que al igual que cuando ellos terminan su currelo y guardan la herramienta se dedican a agradecer y disfrutar las infinitas bellezas y bondades de la vida y de las personas yo hago lo mismo y que soy todo lo feliz que puede ser un seguidor de Osasuna –“¿Que si quiero ser feliz?: ¿qué finalidad tiene eso?, dijo una vez El Maestro. Qué grande es-. Y me dice también que muchas de las personas a las que critico también hacen cosas bien y le contesto que tiene razón pero que para pasarles la mano por la espalda ya están sus votantes o sus familias y que además si esto se llama a la contra es por algo pero si algo tiene mi rival es que cuando lleva razón la lleva de verdad. Pero, y aunque ni yo mismo me comprenda –“Para mí, comprender a una persona es casi faltarle al respeto”, Kutxi Romero. Otro muy grande-, le hago caso y por eso aquí me quito el sombrero y dejo las enaguas a secar en honor a los cuatro artistas que ayer esparcieron arte gratis, diversión y reflexión por media ciudad y no se quedaron como hago yo en la simple crítica pasiva. Ole y ole mil veces por vosotros y por todos los que como vosotros vivís como pensáis y pensáis lo que vivís y que, con más o menos medios y ningún o casi nulo afán de protagonismo, hacéis que las cosas se muevan para donde se tengan que mover sin importar tanto el resultado o el rendimiento como lo bien que se lo pasa uno viendo ese movimiento. Mil veces ole, sin tilde.

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Esa gente que comentas se rigen y mueven con el corazón y en el caso del compadre Kutxi con el corazón de mimbre.
La gente que trabaja en prensa, politicos y demás asociados nunca sabreis que es eso porque estais envenenados.
Si bien es verdad hay gente de esos colectivos que lo intenta.
Aupa Rojos.

12:51 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Tú atontao devuélveme el libro y a ver ese café, que te meto un filtro si no y no te dejo escribir aunque te hagas el anónimo.
Aupa.

12:56 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Te equivocas Jorge, no soy ese anónimo, pero si me quieres invitar a un café, yo encantado.

1:57 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Je-je, lo siento, por la equivocación. Nunca he tomado café con un anónimo, no sabría qué aspecto tienen, ja-ja.
Saludos.

7:16 p. m.  
Anonymous el bicho said...

A mi si me debes un café, o yo a tí, aunque ya casi no vamos a saber qué aspecto tenemos ¡

Espero que te alegres de verme aparecer por aquí, ya que no tengo ni idea cuando apareceré por allí.

Voy en bici por bcn ¡

Un beso muy gordo, flaco, y otro a tú rival y a todo el equipo ¡

El bicho...que os quiere mucho

11:27 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Tie huevos bicho, esta mañana estaba pensando en ti. Pero no pienso romper la promesa: no te llamo y no te llamo. Bueno, igual un sms.
Mil besos.

9:44 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home