05 febrero 2009

Guapas

Hará unas semanas que en un reportaje escrito que les hicieron a varias presentadoras, Helena Resano se enfadó con el entrevistador cuando le preguntó –más o menos- si ella creía que en la televisión actual había que ser guapa para llegar a ser presentadora. A la misma pregunta, el resto de interrogadas vino a decir que sí que era importante la imagen, pero Resano le contestó al entrevistador que aquella pregunta era machista y que no se la hubiese hecho a Matías Prats o a Lorenzo Milá –a mi Milá no me parece guapo, ni JJ Santos, ni bastantes presentadores. Cantero sí que es guapo-. Comprendo el enfado de Resano, porque con total seguridad una mujer guapa y de demostrada profesionalidad como ella y como otras muchas que llegan a presentadoras tienen que certificar su valía al margen de su cara, en primer lugar a sus jefes y en segundo lugar, lo que es más difícil, a aquellos espectadores que opinan o creen que han llegado allí por su cara bonita. Yo no dudo de que todas o casi todas las que llegan donde están y se mantienen cuentan con la capacidad necesaria, pero claro, luego leo cosas como ésta y me entran las dudas, lo que tal vez –he pensado- dé pie a preguntas como la del reportaje. Es una pregunta a Sara Carbonero, espectacular presentadora de deportes de La Sexta, donde también trabaja Resano y el porcentaje de bellezas es altísimo: ¿te gusta el riesgo en el deporte? Y ella contesta: cuando empecé no tenía ni idea de muchos deportes de los que iba a hablar. Bueno, al menos es sincera a más no poder, lo cual es una virtud poco común. Seguro que con el tiempo distingue a Michael de Stefan y de Harald Schumacher y se hace merecedora de su puesto. Resano ya lo ha hecho, pero a veces es mejor no enfadarse. O empezar por tu propia empresa.

19 Comments:

Blogger Entreto2 said...

Hola Jorge. Muchas gracias por el favor que nos haces a todas con tu columna. Primero dices que no dudas de la profesionalidad de estas periodistas y luego resulta que si. A ver si nos aclaramos porque este tipo de comentarios (sorprendentes sobre todo en personas progresistas), estas dudas, son las que motivan el que se sigan haciendo este tipo de preguntas. También tenemos otras que solamente nos hacen a las mujeres. Por ejemplo: ¿cómo consigues conciliar tu vida familiar y laboral? (ésta presupone que una de las dos las llevas mal); ¿has tenido que luchar especialmente para llegar a donde estas? (no, simplemente me acosté con el jefe, no te jode).
Y respecto a lo que comentas de la periodista deportiva, tu sabes mejor que nadie que muchas veces a los periodistas nos toca hablar de temas de los que no sabemos absolutamente nada. En la sección de deportes, en la de economía, en la de política y hasta en la de televisión. De lo único que se trata es de observar, preguntar, enterarse bien y contarlo.
Un saludo
Eva

9:39 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

No creo que Jorge, como bien pone en su columna, piense que porque una mujer sea guapa no sea buena profesional. Pero, piénsalo ¿qué nos están vendiendo las televisiones? Las presentadoras parecen modelos...no pasa lo mismo con los presentadores ¿por qué será? ¿Rosa María Calaf tendría hueco en estas televisiones como presentadora ó no "daría la talla"?

11:20 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

Eva, lamento que no haya sabido explicarme bien o que tú no lo hayas entendido tal y como era mi intención, porque de lo que se trata exactamente es de eso, de ayudar o de opinar, de que una de las muchas luchas que tiene por delante la mujer -todo tu post es bien cierto- no es otra que la de no aceptar que prime la cara sobre la profesionalidad -como parece ser que reconoce Carbonero implícitamente con su respuesta-. Creo que todos los periodistas cuando empiezan -empezamos- tienen -tenemos- muchas y lógicas lagunas y precisamente por eso no somos a los 24 años redactores jefes o directoras o presentadoras, como es el caso. Y si digo que no tengo dudas de que muchas -sean guapas, feas, feos, guapos- es porque creo que el que se mantiene suele ser por algo, aunque también es verdad que su cara les ha abierto puertas que a las-los demás nunca se les abrirán para demostrar su capacidad. Y claro que dudo, dudo a causa de la respuesta de Carbonero, una periodista de 24 años recién licenciada que no dudo que será buena en lo suyo y que llegará todavía a ser mejor pero que se planta delante de millones de espectadores en una cadena presuntamente progresista -yo no me adjudico ese adjetivo- reconociendo implícitamente que su nivel actual no da para estar donde está., con lo cual habrá que pensar que su belleza ha sido casi el 100% de su currículum. Y creo que eso no es un buen ejemplo para la mujer periodista ni una buena práctica ni a seguir ni a aceptar. Si eso te parece no haceros un favor, lo siento, ésa es mi opinión. A mi me parece que sí, claro que me puedo equivocar, como muchas amigas periodistas que opinan lo mismo. Un saludo.

11:24 a. m.  
Anonymous Sara Carbonero said...

Hola Jorge. Soy Sara Carbonero. He leído tu post y no he podido evitar responderte.
En primer lugar porque faltas a la verdad cuando dices que yo respondí eso a una pregunta...No sé dónde te documentas...De todas formas,no creo que sea pecado reconocer en esa entrevista que cuando empecé en el programa de DEPORTES EXTREMOS no conocia muchos de estos deportes...Porque repito, hablaba de los deportes EXTREMOS, como salto base, funambulismo, rafting...Deportes, que deduzco, tu conoces y sabrias describirme a la perfección por lo que dices en tu comentario...Buneo, no todos somos tan listos...
Quería darte otro dato, Antonio Lobato, ahora compañero mío en Fórmula 1, tb dijo en su dia que cuando empezó en esto no tenía ni idea de lo que era un monoplaza, pero claro, él es un hombre y no le cuestionas...
Te entiendo...Nada más, yo sé perfectamente cómo me he preparado, el año que estuve en la SER, otro en el ATM y los dos y medio de Radio Marca, y si, tengo 25 años...Alomejor es que me sacrifique y empece a trabajar pronto, mientras estudiaba la carrera...Pero claro, siempre es mejor pensar como tú...
Tirar la piedra en blogs como este y seguir con este tipo de comentarios que enfadan a Helena Resano, a mí y a cualquier mujer que se haya preparado para un puesto y se le cuestione por su aspecto...
Sigue así, sólo quería decirte que estoy de acuerdo con la primera chica que escribe...Y añado que, gente como tú es la que hace que por desgracia, en el siglo XXI siga vivo el MACHISMO...
Un saludo!!!!

2:55 p. m.  
Anonymous pravda said...

Qué honor para Jorge que te escriba la directamente aludida en tu columna...pero a lo que vamos...me repugna como hombre, y también lo haría como mujer, ese superávit de chica mona que no pasa de los 30, que encima se mosquean si constatas una realidad: o eres guapa o en la TV estarás picando teletipos hasta que te ardan los dedos. A mi clase de periodismo íbamos más de 200 y no he visto a ninguna de las "feas" presentando nada, a la mona sí que la he visto por ETB dando el tiempo...ese rollito de he estado noches sin dormir arrastrando el micro y preparando el programa del Gabilondo en la SER y currándomelo, nos lo sabemos todos de memoria, pero he aquí que, de todos los que se comieron esos marrones, llegan las de ojitos azules..que nadie tiene que pedir perdón por tenerlos, pero que encima no tengamos que aguantar que son muchísimos mejores profesionales que las ue no los tienen.
¿a ti porqué te parece que a Rosa María Mateo le pegaron la patada? Pues mejor ves el plantel de presentadoras de la SExta del resto y te contestas tú misma.
Ya está bien de tener siempre la acusación machista en la boca. Estoy totalmente a favor de la discriminación positiva, pero también para las feas...habrá que crear alguna sistema de cuotas en las televisiones porque las han barrido de las pantallas.
Ya ves, hasta Soraya se tiene que hacer un book erótico-festivo para hacerse un hueco en los medios...quo vadis feministas...

3:18 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Hola Sara -supongo que lo eres-, agradezco tu visita a este pequeño blog que no es sino un lugar en el que cuelgo mis artículos escritos en Diario de Noticias. Lamento tu enfado, pero al menos lee esta explicación.
En primer, decirte que leas por favor mi explicación al texto firmado por Eva, por si te sirve. En segundo, que leas mi artículo o que al menos trates de entenderlo: no cuestiono a nadie por su aspecto -ni a guapos ni a feos, ambos tienen el mismo derecho a demostrar su capacidad-, si no por su preparación. Insisto, no dudo que la tuya es o será perfecta, tal y como tú misma relatas y que no pongo en duda porque no tengo por qué. Y, simplemente, me pareció que con tu supuesta respuesta reconocías alguna carencia. La respuesta y la pregunta -sólo tengo ese trozo delante mía, en papel, voy recortando papeles- dicen así: "¿te gusta el riesgo en el deporte?" Tú respuesta dice así: "Cuando empecé no tenía ni idea de muchos de los deportes de los que iba a hablar. El equipo que trabaja conmingo era muy bueno y me puso a nivel enseguida". Está publicado en el Dominical que se distribuye con muchos periódicos regionales los domingos, en concreto en su número de hace dos semanas. Creo recordar -no tengo a mano la entrevista completa, pero la buscaré- que en esa o anteriores preguntas no se hacía referencia a deportes extremos, pero no te quepa duda de que si se hacía -tal vez tú lo hiciste en tu respuesta pero el periodista no lo recogió así, tal vez fue anterior y yo no lo ví- no tendré ningún inconveniente en rectificar en el mismo espacio en el que me equivoqué, faltaría más. Con respecto a Lobato, no puedo más que darte la razón -no leí esa declaración, no se puede leer todo. ¿Le dieron la F1 por qué era jefe de deportes, tal vez?-, pero entiende que mi artículo no va por el camino que parece que quereis darle, sino exactamente por el contrario: mientras todas y cada una -o casi todas y cada una- de las periodistas parezca que tienen que ser guapas -algo que me reconocerás que no existe en el campo masculino, o al menos no tan extendido- mi opinión es que es una putada para las mujeres periodistas, tanto para las que no son tan atractivas como para las que sí lo son y encima tienen que demostrar doblemente su valía. En ambos casos, hay una injusticia. Ése es el fondo del artículo, en el que, repito, si me equivoco por el contexto de la pregunta y de tu respuesta no tendré problema alguno en aclararlo, ni lo dudes. Me parece que en ese tema podéis ayudar y mucho las mujeres periodistas que sois las que tenéis que luchar con esa tiranía excesiva de la imagen. Lo dicho, lo rectificaré sin problema si creo que es así, lo que parece deducirse de tus palabras.
Saludos.


pd: empecé a trabajar antes de empezar la carrera, suerte que tuve. No dudo que te lo hayas currao como la que más. Mis amigas periodistas -muchas y muy buenas, entre ellas la que yo llamo "mi rival"- no me tienen por machista.

3:36 p. m.  
Anonymous Patxiku said...

Querida Sara, supongo que has leido y escrito lo que te ha salido del corazón y has querido defenderte de un ataque ,que si conocieses a Jorge Nagore, sabrías que no es tal.Esto es un blog sí, pero que se basa en la columna que tiene Jorge en el Diario de Noticias y donde día a día (menos lunes martes y verano )desde hace varios años nos hace emocionarnos, reflexionar , sonreir,o simplemente descojonarnos con esa visión tan especial que él tiene de este mundo.
Yo no tengo a Jorge por machista .Le tengo por bueno, sensible.Especial.

4:15 p. m.  
Anonymous Donde dice Diego said...

En fin, no sé de qué se mosquea Helena Resano.Está clarísimo que para ser presentadora en la tele hay que ser guapa, inexcusablemente. Y, además, buena profesional, no digo que no, pero además. Porque como dice otro comentario aquí arriba, a ver en qué programas están las periodistas feas...
Esto es como si a don Felipe de Borbón le preguntan si cree que para haber obtenido trabajo ha sido importante ser hijo de su padre y se mosquea y nos cuenta los estudios que ha hecho para prepararse y el esfuerzo que le cuesta ser un gran profesional de lo suyo. Sí, vale, pero si no es por tu padre a lo mejor estarías haciendo cola en el INEM en vez de entregando los premios Príncipe de Asturias.

5:20 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola de nuevo. Esta mañana tenía dudas sobre si escribirte o no en el blog (la verdad es que siempre te leo y suelo disfrutar con tus textos), pero ahora me alegro. Y lo hago porque tu respuesta me ha aclarado tu punto de vista (si no te has explicado o no te he entendido es lo de menos), y comparto algunas cosas. Patxiku, no dudo de que Jorge sea una buena persona, no es ese el tema, aquí no se está juzgando a nadie (además no suelen doler los comentarios de las personas que tenemos por malas). En fin, lo bueno es el debate creado y poner sobre la mesa diferentes puntos de vista.
De acuerdo con lo de las guapas, pero ¿qué me decís de todos estos presentadores de nueva hornada (misters España, triunfitos, etc.).Como hemos concluído esta mañana en el debate creado en la oficina a cuenta del artículo, lo verdaderamente grave es que la tele nos ponga a todos, y sobre todo a todas, modelos estéticos y de comportamiento inalcanzables para cualquier persona normal.
Agur bero bat
Eva

6:19 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Querida Sara Carbonero:

Te has preparado muchísimo como periodista, no lo dudo, pero para que continúes haciéndolo me permito hacerte ver que en tu post, errores de teclado aparte, has colocado mal no menos de tres comas, has colocado tres tildes incorrectamente y te has dejado de colocar ocho tildes correctamente.
Un saludo, guapa.

6:28 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Este es un mensaje para aquellos anónimos que dan por hecho que la persona que ha dicho ser Sara Carbonero lo es: ni idea si lo es o no, pero, en todo caso, se valora el respeto y, lógicamente, se borrarán los posts hirientes. Como en general sois más buena gente que el patín seguro que no hace falta inaugurar el ranking de post borrados, en blanco hasta ahora.
Saludos.

pd: Eva, tienes toda la razón, sólo que esa plaga de misters masculinos aún no ha llegado a los informativos, donde en principio trabajan licenciadas y licenciados.

7:05 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Guapas, feas...
Yo tengo una curiosidad. Quiero saber si Dña. María Antonia Iglesias es periodista.

8:01 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Estimada Sara: el final de tu misiva deja bien a las claras tu absoluto desconocimiento sobre la persona de Jorge Nagore. Desconozco tu labor profesional, no veo la tele, pero tus palabras finales asegurando que con personas como Jorge Nagore sigue vive el machismo te descalifican a mis ojos. Y no quiero pensar que vives muy bien gracias al machismo, que todo podría ser, aunque esto últimos sea solo una especulación. Lo mismo que haces tú en tu última frase. Saludos

8:32 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

María Antonia Iglesias es periodista y no presenta ningún programa de televisión.

10:54 p. m.  
Blogger Tatu said...

Dudas:
1. No creo que la auténtica Sara Carbonero haya firmado su post.
2. Si es así, tal vez sea buena periodista pero seguro que por las faltas de ortografía suspendió reiteradamente la asignatura de "Redacción informativa" (si es que aún se cursa).
3. Estoy de acuerdo con Entreto2, pero también con Pravda. La chica con mejor expediente académico de mi promoción no tiene muy buen trabajo¡qué casualidad! Sin embargo, otras sí presentan programas en cadenas nacionales, y no habían destacado por su curriculum.
4. Elegir a "las guapas" para presentar programas (perdón por una expresión tan nauseabunda) sí que me parece machista.

3:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Después de leer todas las intervenciones, y aunque el tema da para mucho más; me voy a limitar a decir algo de lo que estoy convencida, después de llevar mucho tiempo sin perderme "A la contra".

Pienso que no es preciso conocerle personalmente para saber, por cuanto escribe, que Jorge Nagore no es machista en absoluto, sino todo lo contrario. Lo expresa claramente.

Precisamente está valorando el trabajo de las personas en sí. Ojalá en todos los medios se comportaran de acuerdo con sus principios. Habría más justicia.

Eso al margen de que como alguien ha apuntado, se le nota una sensibilidad especial. Añado que también demuestra sensatez y un sentido del humor muy saludable.

Una de las cosas que más detesto es el machismo, y en este espacio no lo hay. Alguien ha patinado y se ha equivocado en la interpretación de las palabras de Jorge Nagore.

No considero necesaria explicación ni disculpa alguna, (aunque ésto no es de mi incumbencia); porque ha quedado muy claro su mensaje, al que me adhiero en su totalidad.

Saludos.

3:50 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo creo que cualquier chica mona con menos de dos dedos de frente pero que use dos tallas más de sujetador tiene cien veces más posibilidades de llegar a presentar un programa y cobrar un sueldo de 100 mil euros anuales que a la inversa. No, perdona, eso no lo creo, eso es un hecho (Patricia Conde, Pilar Rubio, Berta, Sara Carbonero, etc. etc.). Lo que creo es que es una vergüenza: Sara Carbonero, 24 años y subdirectora de informativos de deporte en Telecinco, cobrando 100 mil euros anuales. Pilar Rubio sale cada día en la tele y su inglés no pasa del "jelou, jau ar yu, mai neim is Pilar". Conozco a licenciados con 3 idiomas que les cuesta durar en su trabajo. Es una injusticia.

2:49 a. m.  
Anonymous Laura said...

Hola,
Ante un debate que surgió ayer con mis amigos comence a preguntarme por qué hablaban tanto de una periodista. Que si mira Sara Barriuso, que si que guapa es... Al cabo de un rato mi curiosidad sociológica por saber quién era se vió aclarada al decirme que era la tia buena de telecinco que presenta los deportes. La verdad es que sea profesional o no, yo no lo dudo ya que apenas le he visto hablar pero "casualmente" sí recordaba sus lindos ojos. La belleza es sin duda y a la vista está, un requisito cada vez más indispensable para lograr un trabajo en la pantalla de los massmedia. La pregunta que les hice a mis amigos y qué yo me hago es: ¿por qué creeis que está esa chica tan guapa presentando la sección de los deportes?
Hace apenas 5 años no recuerdo a mujeres presentando los deportes, al menos yo no. Sin embargo, salieron en su defensa rapidamente y me criticaron por dudar de su profesionalidad. Esto me hizo relexionar, es muy fácil hacer criticas pero es muy dificil hacer preguntas incomodas. Yo no sé qué méritos ha logrado para estar donde está, pero sí estoy segura de que su rostro la ha ayudado y mucho, y creo que es lógico sentirse profesionalmente menospreciada cuando te lo dicen pero no cuando aceptas un puesto de trabajo que sí eres medianamente inteligente tienes que ser consciente de que lo logras no sólo por tu carrera sino porque posees una belleza que atrae al espectador.

10:55 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

cherto Laura, cherto, pero así va el mundo. Es como si Gasol se enfadara si le dices que le han cogido para jugar al basket por ser muy muy alto. Nadie tiene la culpa de ser guapo, pero sí de no reconocerlo.

11:10 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home