10 enero 2010

Carne fresca

La Sexta lo ha vuelto a hacer. Ha organizado una subasta de carne fresca y la ganadora ha resultado ser una tal Cristina Pedroche, un tordón de 21 años que va a sustituir a Pilar Rubio como reportera de Sé lo que hicisteis, uno de los programas estrellas de la cadena que más va de progresista, igualitaria, moderna y tal. ¿Sistema para atraer audiencias?: fichar mujeres despampanantes. Puro siglo XVI. El otro día aparecía la tal Pedroche con una minifalda que más que falda era un cinturón ancho. No es que a mi me importe que vaya en minifalda, por mi como si quieren sacar a todas en pelotas y con el ongi etorri al aire, pero luego tragarse según qué mensajes y según qué filosofías como grupo televisivo y como medio de comunicación ya como que no, como que no. Porque, la verdad, entre ver a estas chicas haciendo preguntas luciendo escote y ver a Malena Gracia o Yola Berrocal en un call tv luciendo escote yo no le veo la más mínima diferencia, porque el objetivo del escote es bien claro y es el mismo. Aparezca el escote en La Sexta o aparezca en como coño se llame el canal ése donde andan la Gracia y la Berrocal. Todo esto de La Sexta lo preside, hasta donde yo sé, Emilio Aragón, al que supongo que le parecerá bien que algunos de sus programas se hayan convertido en eso, en una subasta de carne, y que lo que parece desprenderse del tono de sus informativos no tenga nada que ver con lo que claramente se desprende de sus programas media hora después. Así que lo que se logra es que nadie, al menos yo, nos creamos la farsa ésta, donde las mujeres para atraer la atención de los espectadores por fuerza mayor tienen que ser así, unos tordones. Luego en los informativos te hablan muy serios de que sí, de que hay que controlar las tallas en los desfiles. Tururú.

6 Comments:

Blogger P said...

El viernes, durante eso que llaman horario infantil, en El diario de... en Antena 3, sacaron un individuo de 38 años, virgen, al que le ofertaron, en vivo y en directo, una "profesional", tumbada en la cama, para estrenarse, mientras un espectador se ofertaba a sustituir, con garantías, al homenajeado si no daba la talla, incluso reclamó el derecho a compartir.
Como es una batalla que doy casi por perdida, reivindico el derecho a la igualdad, es decir: a ver a los presentadores en las mismas condiciones, exhibiendo pectorales y abdominales, culos, paquetes y muslos en condiciones, incluso haciendo mohínes y poniendo cara de tontos. No abundaré en más posibilidades.

4:03 p. m.  
Blogger P said...

Pero a mí eso ya no me agrabia en demasía. En la gala inaugural de la presidencia española de europa, en el Teatro Real, intervinieron María Pagés y su cuadro, vestidos como menistros, hasta con corbata, y Tamara Rojo con dos bailarines extranjeros.
Eso es todo. Flamenco y clásico, para que no digan. No diré que saquen a los de Corella en carroza de desfile y cantando jotas, pero un poco de diversidad...

4:14 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

En todas las cadenas lo mismo. A las mujeres las eligen por el físico, el resto da igual, pero si no están buenas, no salen en pantalla. En cambio los hombres, pueden ser bien feos, que no importa. ¡Asco de televisión!!

9:13 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Tienes toda la razón, Jorge, gracias por decirlo. Ya vale de ferias de ganado. Sobran en todas partes.

12:37 a. m.  
Anonymous pravda said...

No soy fanático de la Sexta, pero creo que no esconden sus intenciones, es decir, lisa y llanamente van a por el bollycao.
En otros trabajos las mujeres pasan una criba de mil exámenes y psicotécnicos y al final siempre gana la rubia de las tetas gordas, que diría el chiste.
Mejor pedir igualdad en otros foros donde se deciden cosas importantes (consejos de administración y otros) y dejar a la gente que siga con la mirada fija en el escote, si es que eso les entretiene.
Divertirse hasta morir, gran libro de Neil Postman que en 1991 ya analizó hacia donde camninaba la televisión y los informativos, hacia lo que hoy contemplamos, bustos de tias buenas mostrando imágenes de tiroteos que no informam de nada, pero que te tiene con la mirada fija en la pantalla, que es lo que quiere el anunciante.

12:36 p. m.  
Anonymous meryeini said...

No es sólo cosa de la sexta, es que ser presentadora hoy en día es una inversión de futuro, que se lo digan a la Leti... así que las chicas además de cañon serán un crack, pero si eres un crack y no eres cañón tienes tus días contados en la tv (y si no, ya lo veremos con Ana Blanco o con Silvia Intxaurrondo) Y sí, es verdad, a los hombres no se les pide que además de excelente periodistas tengan chocolatina, pero bueno tampoco se habla de los trajes que llevan los ministros... Y es que cada vez nos parecemos más a los italianos que son todo pivones de tías con cardos borriqueros de presentadores o incluso a los japoneses que vi un reportaje, de esos que ahora hay por todos los canales,que japonesa que quería ascender en el curro tenía que pasar primero por quirófano... así "semos"

5:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home