26 noviembre 2010

Era hora

Ana María Matute gana el Cervantes y la Carbonero se opera las tetas –“se aumenta el pecho”, ponía la edición digital de este periódico. Lo que hay que escribir para no tener que escribir lo que realmente es-. El mundo funciona así, unas tardan media vida por no decir una vida entera en ser reconocidas como merecen y otras –y otros, no crean- saltan al estrellato -o como se llame eso- en un par de meses. La Carbonero –que está en su perfecto derecho de operarse las tetas, el yeyuno y el yunque- también está siendo noticia estos días porque al parecer se ha hecho público que gana 4.000 euros mensuales por hablar de deporte en el programa de Ana Rosa Quintana, aquella que sacó en directo a la novia menor de uno de los implicados en el asesinato de Marta del Castillo. No es que tenga yo fijación con la Carbonero, al contrario, me resulta simpática y profesional hasta donde se puede ser profesional en cuatro años de experiencia. Es lo que hay detrás lo que me enerva, ya que ni siquiera le culpo a ella de nada de lo que le sucede, puesto que si a los demás nos ofrecieran su nómina seguramente el 99% aceptaríamos sin rechistar. Pero, insisto, el problema es el indecente culto a la imagen –al cuerpo, incluida la cara- como trampolín profesional, algo que también se ve, de una u otra manera, hasta en las televisiones locales. Luego todas esas televisiones –sin excepción- se llenan la boca hablando de igualdad, patatín y patatán, pero ellas mismas son las que abren distancias en este campo, premiando la belleza muy por encima de lo que premian la capacidad y el trabajo. El otro día dijo una de ésas estatuas que salen en La Sexta que “si eres fea no tienes nada que hacer en la tele”. Al menos tuvo la decencia de reconocerlo. Enhorabuena señora Matute, ya era hora.

14 Comments:

Anonymous wikianónimo said...

La de la Secta no dijo tele en general sino su programa en particular: Se lo que hicisteis. En esa cadena yo creo que lleva minifalda hasta el segurata de la puerta. Qué obsesión con las patorras, la virgen. Y eso que es la cadena de la ultraizquierda... que sino, a lo mejor salían en bolas todo el rato, para gran regocijo de todos los de derechas.

A todo esto, ¿qué fue de Pilar Rubio, que esa sí que estaba buena?

12:24 a. m.  
Anonymous wikianónimo said...

Oye... que no suelo ver mucho la tele convencional. ¿La etb sigue sin verse porque no quieren pagar por el incremento de ingresos por publicidad al aumentar el número de televidentes (teletridentes)?

Supongo que se verá porque la gente no monta revueltas por las calles ni se suicida tirandose de los puentes. Digo, que no sé. Cuirosidad.

Ah... Me pone de los putos nervios la lerda que sale con Arguiñano, único programa que veo como un bendito a diario. Es familia, ¿no?, porque si no es así, no se entiende.

12:32 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ja, ja, ja, ja.... lo de la obsesión, no se yo... . La verdad es que, por mucho que me jodiera el primer artículo que hiciste con la Carbonero, voy a acabar dándote la razón
Saludicos
Eva

8:43 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

¿Pero esto no iba de la Matute y de qué premios tardíos son puñales envenenados?. Vamos, sólo por preguntar.
Salud

9:50 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

El peor enemigo de un periodista es otro periodista. Porque la situación de explotación a la que están sometidos se basa en los desorbitantes sueldos de los periodistas-estrella. Gente que no sería absolutamente nadie sin los currelas que les preparan el programa. Y no hablo sólo de la plagista Ana Rosa, ahí están fundamentalmente Luis del Olmo, Herrera, etc. etc. Todo, claro está, con el silencio cómplice de las Asociaciones de la Prensa.

Orundelico

10:27 a. m.  
Anonymous wikianónimo said...

El peor enemigo del periodista es la línea editorial.

Txandríos, no he leído nada de esta señora, el rey gudú me aburrió mucho y no pasé de las primeras páginas. ¿Alguna recomendación?

11:01 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

Olvidado rey gudú es una obra maestra. Pero no hace falta que leas sino estó: cuando le preguntaron como se sentía al ser la única mujer en la real academia dijo: "como una lesbiana". Hay escritores cuya obra completa no llegará jamás a tanta maestria. Pero es sólo una opinión.
Salud

11:52 a. m.  
Anonymous Belostenny said...

SAN GOOGLE:
Ana María Matute: 234.000 resultados
Sara Carbonero: 2.370.000 resultados
Ay Jordi,
¿A eso te refieres con reconocimiento?
NO sé, igual hay que recomendarle a la Matute que con el dinero del Cervantes se opere las tetas para subir en ese ranking, aunque me temo que le traerá sin cuidado, y hace bien. Ya lo dijo "Soy completament feliz" NO sé si la Carbonero podrá decir lo mismo, y mucho menos si llega a los años de la señora, cuando las tetas de silicona le cuelguen hasta ls rodillas...
saludos

2:09 p. m.  
Anonymous Macoe said...

Me tengo que graduar la vista, había leido que a la Carbonero le otorgaban el Cervantes y que Ana Mª Matutes se operaba las peras. A lo mejor ha sido que el último café estaba pasado de orujo.

4:33 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Parece que a los empresarios de la comunicación en este país, como a Contador, les pierde la carne.

Orundelico

6:18 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Mientras para reconocer el mérito de una escritora tengamos que dedicar una columna a escribir de las tetas de una niñata, estamos apañados. ¿No habría sido mejor hablar de la inmensa obra de AMM y dejarse de trivialidades? Lo siento, pero no me basta con leer al final un "ya era hora" que parece de compromiso.

6:25 p. m.  
Anonymous wikianónimo said...

Matutes es el exministro empanado. Aquí, por lo que se ve, a la Matute no la ha leído ni Txandrios, que lo que le mola de ella es que se siente como una lesbiana.

Una pregunta al respetable que se me ha ocurrido mientras estaba en el Condestable (estoy que lo rimo todo) viendo las esculturas recomendadas por estos lares. Me han molado, ya que estamos, las de textura más pastel, como los críos.

A lo que iba, ¿es comparable operarse unas tetas un poco chuchurrías con ponerse un aparato en la boca?

9:28 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

¿Quién te ha dicho a ti y en qué contexto que las columnas sólo tienen que hablar de una cosa o que esta columna era para hablar de los méritos de una persona exclusivamente?
A mi lo que no me basta es tu condición de anónimo o anónima, fíjate.
abrazos.

10:42 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

wiki eres muuu limitao.
Salud

9:14 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home