10 noviembre 2010

Fangal

Justo el día en el que la Unión Ciclista Internacional reclama a la Federación Española de Ciclismo que abra un expediente disciplinario a Alberto Contador por su positivo por clembuterol en el pasado Tour de Francia, el posible futuro director deportivo del corredor madrileño, el danés Bjarne Riis, publica un libro en el que no ya solo reconoce que se dopó entre 1993 y 1997, algo que ya afirmó hace años, sino que lo hizo –doparse- durante toda su carrera. Ése señor iba a ser o quizá sea el director deportivo del mejor corredor español en vueltas grandes del siglo XXI. Si alguien entiende algo que lo diga, porque es por completo inexplicable el fangal del ciclismo, donde hasta los que casi se jactan de haber sido unos tramposos –“no me arrepiento, porque todos hacían los mismo, no había otro camino”, Riis dixit- no solo no han pasado al ostracismo sino que, además, ocupan cargos de mucha responsabilidad y manejan equipos enteros. Para terminar de enmarañar el asunto, Andy Schleck, segundo clasificado del pasado Tour y que pasaría a ganarlo sin Contador es sancionado y desposeído de su triunfo, manifestó ayer que “para mi Contador siempre será el vencedor del Tour del 2010”. Es terrible confundir la caballerosidad con la hipocresía, no ser capaz de, por ejemplo, lamentar lo ocurrido pero añadir que el que la hace la paga. Hay muy pocos ejemplos, por no decir ninguno, de corredores que acusen a otros públicamente de sus errores, rivales que de haber ido limpios estarían en su perfecto derecho de señalar con el dedo al caballo ganador que resultó experto en sustancias prohibidas. El ciclismo sigue desangrándose y da la impresión de que todos se tapan a todos y cuando estalla un caso aprietan el culo para que pase y el que se salve siga adelante. Aterrador.

6 Comments:

Anonymous wikianónimo said...

Si la fama de drogatas no se la van a quitar nunca,¿por qué no dejan que se metan de todo y se pongan como abutardas y el que más chifle capador, como hasta ahora por otra parte? Como espectador me da lo mismo. Más me jodería que llevaran la bici de Cancellara, por ejemplo. Menudo cabrón el Suizo y su bici cohete, cómo sale disparado sin que se le mueva una ceja. JAJAJA...

Txandríos, tienes que ver los videos.

1:04 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

Creo que es un tema delicado. A día de hoy un laboratorio puede cazar casi todo, pero sin criterios adecuados pueden cometerse injusticias graves. A día de hoy, incluso el pasaporte biológico puede dar dolores de cabeza a más de un deportista incluso sin ser cazado con sustancias dopantes en su análisis. Además muchas sustancias sin efecto fisiológico claro son dopantes porque enmascaran, al ser también metabolitos comunes a sustancias dopantes con claros efectos fisiológicos. Luego está la cuestión de los límites, sustancias positivas podrían no tener efecto dopante fisiológico hasta no llegar a ciertos límites. Pero una cosa hay clara que mientras no se demuestre la culpabilidad, TODO el mundo es inocente. Nos hemos instaurado en un mundo que asume lo contrario como axioma, mal vamos. Por que además se extrapola a cualquier ámbito de nuestra vida.
Salud

10:19 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Sé de buena tinta de calamar que se dopan todos pero,el problema no es ese,el problema es que se dopan desde juveniles.Un dia estabamos viendo el criterium de la avda.Bayona y nos aceramos a un coche de un equipo ciclista de chavales.Habian tirado al suelo unos envases de madicamentos,los cojimos y el que iba conmigo que es médico me dijoque uno de los efectos secundarios que tenia ese medicamento es que se te secan los tésticulos.Vamos como para animarle a tu hijo a este deporte.

5:54 p. m.  
Blogger P said...

¿Es que alguien puede creer que con el nivel de exigencia al que ha llegado el deporte se hace a pelo?. Aquí se chutan hasta las jueces de silla.

9:24 p. m.  
Anonymous wikianónimo said...

El otro día en una entrevista a Nadal decía que ya no recordaba un día sin dolor y que culaquier deportista de élite convive con el dolor con naturalidad, casi con gusto. Me llamó la atención ese masoquismo.

El deporte profesional es tan bestia que de saludable no tiene nada.

¿El señor Nagore ya no baja al ruedo?

11:38 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

¿a cuálo ruedo?
abrazos.

8:30 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home