09 marzo 2011

Latas

Conté ayer a las 11 de la mañana a 16 personas haciendo cola estilo soviético –sin colarse- delante de la máquina de la Mancomunidad en la que echando latas y no sé qué más te regalan puntos para ir al cine. 16. Es una cifra notable. Iban hasta las trancas de bolsas, cargadas hasta las asas de material reciclable. Cuando les miraba mientras me fumaba un cigarro en la puerta del estanco de la calle Ciudadela ví llegar a un coche. Aparcó como pudo, se bajó un paisano, abrió el maletero, sacó cuatro bolsas, cerró el maletero y se puso a la cola. Si para mejorar el medio ambiente es necesario coger el coche, se coge. Ya eran 17. Como daba el sol y tenía los pies fríos, esperé. Pasaron 25 minutos desde que el paisano número 17 se convirtió en el reciclador número 1 y al menos otros cuatro hasta que sus poco hábiles dedos –se había ido el sol, hacía frío- terminaron de introducir por el hueco correspondiente las no menos de 100 latas de refrescos, cervezas y bebidas isotónicas que llevaba. Cogió su ticket, arrancó el utilitario, apestó media calle con su tupo de escape de 1976 y partió rumbo a otros mares, hecho polvo pero contento. Ignoro de dónde saca la gente tantas latas, como también ignoro si alguno de éstos luego acude a las taquillas de los cines y trata de vender su entrada obtenida a base de reciclar a alguno de los inmediatos compradores de entradas aplicándole un pequeño descuento. No sé. En su derecho estarían, por otra parte. Lo asombroso es ver el increíble efecto que produce en el ser humano la motivación de obtener gratis algo que tal vez ni siquiera ansía de verdad o hasta entonces quería utilizar. Hace mucho que no voy al cine, pero probaré, a ver si me encuentro a un montón de gente bostezando y buscando latas debajo de los asientos.

13 Comments:

Anonymous Soyamaiur said...

Soviético.

Nos dicen cuándo hay que cambiar las ventanas, los cuartos de baño, el coche. La única manera de que una mujer pueda aprovechar las ventajas que el Estado da por ser madre es siendo funcionaria, es decir, trabajando para el Estado. Una aspiración, lo de trabajar para el Estado cada vez más popular.

¿La gente no se da cuenta de que cuando trabajas para el Estado no puedes criticar al Estado? ¿No se dan cuenta que aquí y en Rusia no se puede morder la mano que te da comer?

Que todavía no, pero que si llega el día en que todos y todas trabajamos para el Estado perderemos el derecho a protestar. Porque lo primero es un pasaporte a Gulag y lo siguiente son las purgas.

Yo quiero seguir siendo libre. Mal pagada. Puteada. Mala madre. Pero libre.

10:45 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Vi a dos jubilados enzarzarse en un duelo a garrotazos más crudo que el de Goya. Fue un día que a los de UAGN se les ocurrió dar patatas gratis en la Plaza del Castillo. Estoy seguro de que, si son gratis, la gente hace cola pa conseguir incluso bolsas de ladillas.

Oye, me juego mi maillot de Colchones Dormilón a que ayer ninguno de los que hacían cola depositó su viejo móvil. Claaaro, es que por el telefonino no te dan ticket.

Orundelico

11:24 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

A mi me gustaría saber cuanta pasta se embolsa la mancomunidad vendiendo a las empresas de reciclaje lo que nosotros, con bastante esfuerzo, reciclamos. Amen de los porcentajes reales de lo que se recicla realmente y lo que no. He buscado estos datos sin éxito en su web.
Creo que si nuestro esfuerzo reciclador genera unos ingresos a la Mancomunidad eso se debería de reflejar en el precio de las cada vez más caras tasas de basuras.
Punset.

1:18 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

ahí le has dao Eduard.

1:22 p. m.  
Anonymous El tonto del bote said...

Con razón me cobran casi 1000 euros por de tasa de basuras por una nave industrial cerrada desde hace 2 años.
Yo también quiero ir al cine y, por pedir, palomitas y pahatas fritas.

4:28 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

niger, ¿no jodas que eso es así?

5:45 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Tonto del bote, tu eres uno de los cientos de damnificados con un local comercial que pagamos la tasa de basura por metros de local independiente de la actividad que desarrollemos. Da igual que generemos basura o que no. Vamos, que pagamos lo mismo que Zara o cinco veces más que la tiendita de ultramarinos de la esquina y lo único que sacamos es la bolsita de la papelera una vez a la semana. Es un robo a mano armada...
Punset

5:55 p. m.  
Anonymous El tonto del bote said...

Correcto amigo Txis. No puedo asegurarlo al 100%, pero creo que ni siquiera hay contenedores en el lugar en cuestión que pueda prender como represalia.
Por ello, cada vez que veo a Torrens&Co inaugurar algún artefacto o instalación a cada cual más inútil se me revuelve en el estómago hasta la primera chuche que compré en Macoe.

6:11 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

punset-niger: ¿y qué hacéis con la de mecheros que hay deseando dar de arder algo?
abrazos.

6:27 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Mecheros??? Allá donde queda un contenedor hay dos cámaras de vigilancia colocadas estratégicamente, que te caen una pila de años a lo tonto, que estos no discriminan. Creo que hay que ser más listos, lo que nos hace falta es un poco de organización...
Punset

6:46 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

yo soy muy desorganizao, pero tengo una de espíritu...

6:49 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

ja,ja...vale...el Comandoneumático..
Punset

6:56 p. m.  
Blogger P said...

Pues mira, yo echar no echo nada, pero reconozco que la vibración de los cachivaches me recuerdan al metro y siento como un "algo" de gran ciudad mirando el ovni ese de la foto que has puesto. Me recuerda alguna peli de futurismo trasnochado del año el catapún. Hecho en falta una rampa de diseñazo que regule la entrada y salida y una pasarela delante de los bujeros en la que lucir reciclaje. Por cierto, no te vi delante del estanco, ay si te pillo dándole a la humera. Y en cuanto a lo de los coches en ese rincón, ya sabes, la exitosa penatonalización.

8:16 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home