09 febrero 2012

Dios vuestro


Es que ya no sé que decir. Si es que es de 1º de Psicología o de Sociología o de algo que acabe en gía. Todos –hasta los que no somos muy observadores- sabíamos antes de que pasara que si tú pones a César López Dios –Lópezgod, pa los friends- a dirigir un Servicio del Gobierno de Navarra, pues lo quiere hacer suyo. Es de primero de primaria. Alguien que se tiene por político y que tras 20 años sin que los socialistas pillen cacho y va y le meten ahí en Consumo, ¿qué va a hacer?: todo lo contrario a lo que han hecho los anteriores, básicamente funcionarios más o menos hábiles –Labiano, Berruete…- que o venían de otras partes y aquello ni fu ni fa o tenían mil titos más o… Y, por supuesto, hacer algo que le pega mucho a buena parte de la población: ya que te ponen un uniforme, pues a fardar. ¿Manera de fardar? Que se note que eres el jefe. ¿Manera de que se note? Pues teniendo cuanta más gente a tu cargo mejor y cuantas más tareas les mandes mejor y si eso pasa por abrir oficinas de atención al consumidor que antes gestionaba Irache vía subvención, se abren, con dos cojones y al César lo que es del César. Y en este asunto tan evidente, pues los gestores de Irache, como no les ha soplado la nuca ni Dios hace años, pues se han pasado de listos, que es lo mismo que ser tontos, que no digo yo que sea fácil. Pero en este caso… Llegaron a minusvalorar públicamente la subvención del gobierno y, cuando no llegó, no daban crédito. En lugar de ser modestos y tratar de unir fuerzas con el Servicio de Consumo, lo han puesto a caldo. Y qué más quiere un ególatra, hermanos Arizcun, qué más quiere. Ahí tenéis el resultado, el resultado de vuestra insensatez. Pero tranquilos, que lo mismo esta UTE no dura mucho. Pero sed comprensivos, que todos tenemos derecho a un juguete. ¿No?

6 Comments:

Blogger J. L. De Andrés said...

Buenas Jorge, hablando de subvenciones, ahec unos días me llegó un mail muy curioso bajo el título "¿a qué no sabes por qué cierra el bulli?", pues bien, es algo, a mi parecer esperpéntico que en los tiempos que corren se den estas "ayudas" de este calibre, que aun siendo muy loables sus propósitos, también es cierto que para cosas más necesarias se dan cantidades infinítamente inferiores o directamente no se dan, por ello te paso el enlace del BOE para verificar que es totalmente cierto, porque lo he buscado directamente después de ver enlace por si esteera falso
http://www.boe.es/boe/dias/2009/10/31/pdfs/BOE-A-2009-17246.pdf
>
en grandes rasgos, se dan 7 milloncetes de euros de nada para la Basque Culinary Center Fundazioa para la puesta en marcha del proyecto Basque Culinary Center, un proyecto de varios cocineros vascos de renombre, y con este ejemplo, pués el mago de los fogones Ferrán Adriá, ha seguido el mismo paso, cierro el Bulli y creo la Bulli Foundation, ¿para qué sirven estas fundaciones??? para enseñar a la gente que está en sus casas cocina imaginativa a través de Internet como dice Ferrán creo que no, modestamente pienso que es la manera "económica" de preparar la campaña siguiente a costa de.... que cada uno piense lo que quiera...

10:55 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

yo si enciendo dos fuegos en la cocina a la vez ya me agobio, jaja. oye, ni idea, ya sabes que los cocineros vascos son un grupo de presión como otro cualquiera: ganaderos andaluces, agricultores murcianos, navarros con leyes forales, dentistas todos, taxistas, sindicatos, la CEOE. Si han engañao al gobierno de turno, por algo será. Recuerda que entre todos pusimos miles de millones para que Bilbo tuviese un aeropuerto del carajo. Es el precio que hay que pagar por la Ley D'Hont, que da mucho poder a quien numéricamente no lo tiene. Ya te digo que yo soy un cocinero modesto, jaja. Si la gente va al Bulli o se gasta 200 napos en Subijana, con su pan se lo coma. Y si nadie se queja de que les den 1.166 millones de pelas, pos allá cada cual. Adriá ya tendrá apalabrada la suya, no lo dudes. Un tio que deconstruye una tortilla es capaz de construir lo que haga falta, jaja. abrazo.

11:45 a. m.  
Anonymous Soyamaiur said...

Bueno... que la ministra que firmó la subvención (la misma que le redujeron al 50% su partida y dimitió) fuera vasca y tuviera que volver a Donosti no tiene nada que ver. Pero nada de nada de nada. Yo solo lo apunto porque es una anécdota.

12:02 p. m.  
Anonymous Soyamaiur said...

Y sobre César López Dios prefiero no pronunciarme. Para mí ha sido una decepción y confirmación.

12:09 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Amaiur, me decepcionas: todos y todas somos vascos, jajaja.
abrazos.
¡Oh My God!

12:13 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

No menteis las subvenciones que aparecen los de Lorca con sus pasos que ahí se los trague otro terremoto. Por cierto que quizá vayamos a vilipendiar a la subvención en sí, cuando lo correcto sería demonizar a quien la otorga. Muy sencillo. Subvención bien dada es cuando unos pocos la necesitan para que su trabajo (sea el que sea) revierta en unos muchos y si se concede para una acción no acabe en otra distinta (a ver si se entera el alcalde lorqueño). Una subvención para unos amigos que revierte en ellos mismos es fraude, robo de dinero público, malversación; como os de la gana llamarlo. Los políticos tienden a esta última.
Aconsejable "La guerra de Charlie Wilson (2007)", y el efecto devastador de subvenciones públicas en manos de irresponsables. Ahora quito el diablo del comunismo y en mi ignorancia coloco el demonio del talibanismo.
Salud

3:23 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home