31 octubre 2012

Pasó algo


Pruden Induráin trató de blanquear 180.000 euros provenientes de parte de una venta de un piso. Haciendo uso de su posición laboral, cambió billetes de 500 por unos más pequeños y solo cuando fue advertido reculó y normalizó sus relaciones con Hacienda. Si esto fuera verdad, según la teoría esgrimida por el director del INDyJ –Pruden Induráin-, el propio Pruden Induráin tendría que dimitir ya. Es mentira, por supuesto, toda la letra cursiva. Porque Induráin, en una entrevista que publicó un compañero el lunes, dijo: a Jesús Pejenaute unos sinvergüenzas que no tienen otro nombre le acusan de algo que había pasado en 2007 y tuvo que dimitir. En esta vida acusar es muy fácil, pero luego hay que demostrar las acusaciones. De acuerdo con la frase final, pero una pregunta pa tontos: ¿si no hay nada malo, por qué dimite?, ¿si no hizo nada no solo ilegal sino medianamente poco ético, por qué dimite? No, por saber, por ver cómo funcionáis, porque si a la primera denuncia falsa y sinvergonzonería vais a dimitir todos –por el bien de la imagen de Barcina, la paz mundial, la conservación de la foca monje y la luz y el amor y las chispitas- pues igual los que os quieran poner de patitas en la calle- aunque solo sea por el aburrimiento de veros- lo tienen fácil: acusaciones falsas a troche y moche. Pero nos da que no la cosa no es así, Induráin, así no va, porque sino sería chupao, ya que hasta un sinvergüenza puede tener parte de razón. Lo curioso del caso es que él solito sacó el tema de Pejenaute al hilo de una pregunta sobre Armstrong, del que dijo que le extrañaba que “la acusación venga de 10 compañeros con los que era uña y carne. Ahí pasó algo”. Perspicaz nos ha salido: ahí pasó algo, aquí ha fumao alguien. ¿De dónde crees que vino la de Pejenaute, del US Postal? Pa no echar gota.

1 Comments:

Anonymous Txandrios said...

Yo pensaba que los sinvergüenzas son los que blanquean dinero y los encubren (Barcina estaba al tanto de todo según comentó ella misma). A ciertos ciclistas el doping les hace ganar títulos, haciendo trampas todo hay que decirlo, a otros les funde el cerebro. ¿Verdad, Pruden?.
Salud

12:31 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home