02 noviembre 2012

La muerte


Ayer fue el día de los difuntos y mi rival y yo estuvimos muertos de risa. La culpa fue de una entrevista maravillosa de Ana Oliveira a un escritor riojano de éxito que desconocíamos que existía pero que dimos gracias a Dios de que exista porque estaba el día murrioso y ojolegaña y nos salvó. Gente así debería de estar subvencionada y que si no saben qué hacer con la pasta del premio que rechazó Javier Marías que subcontraten a varios y en cada comunidad autónoma tengamos uno. Ejemplo corto: no puedo desplegar más amor del que doy cada día, es imposible. ¡Eh, qué! ¿No les recuerda a Lourdes Goicoechea, el es imposible? Pues eso es solo la punta del capullo, del iceberg, perdón. Cuando ya creíamos que nos habíamos recuperado –aunque entre medio mi rival me probaba pañuelos (porque el amoroso usa pañuelos); apagaba la luz y me enfocaba con un flexo, porque el escritor es de estos de “una luz que siempre nos espera”- a eso de las ocho mi rival no sé cómo se fijó que en el otro periódico había otra entrevista fantástica de Ainhoa Piudo al mismo fenómeno y recaímos, en un viaje astral, como poco. Ejemplo: todos los viajes hacia las estrellas tienen un anhelo de viajar hasta lo más profundo de nuestro corazón. Esto lo saben de sobra los que curran en el Polígono La Estrella, en Tajonar, que a cada vez que van se les parte. Todo esto viene a que hoy conoceremos las cifras del paro y aunque él dijo que su libro “no es de autoayuda” a quien esté jodido o jodida le paso los pdfs de las entrevistas y les juro que levantan la moral a cualquiera y el recibo de la luz se paga solo, al igual que el entierro de mi rival, que fue al leer es un libro de madurez cuando ya no pudo más y justo alcanzó a decir como luz final manodehostias tiene, eso sí, reventada de risa.

2 Comments:

Anonymous Soyamaiur said...

Qué malote eres. Solo porque se cayó en la marmita del egocentrismo cuando nació. Eso le impide beber pociones mágicas y tiene que colocarse solo.

9:22 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

¿Madurez del que escribe o del que lee?, porque nunca lo dejan claro estos aprendices de psicoanalismo barato. Los mormones o los testigos de Jehová por lo menos se lo curran puerta a puerta. Lo de intentar vender libros, digo.
Salud y mila esker.

4:51 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home