14 abril 2013

14 de abril


Ahora mismo, mientras usted lee esto, se le podría acercar alguien por detrás o incluso por delante y a cara descubierta, pegarle unos tiros, usted moriría con el cruasan aún intacto, esa persona miraría al resto de la concurrencia, porque sería en una cafetería un domingo en hora punta en una ciudad cualquiera y habría en la puerta esperando a que pasara una carrera ciclista varios policías y ninguno podría detener a esa persona y ningún juez de España podría llevarle a juicio y a usted le taparían con una manta o una cosa gris metalizada y por supuesto sería muy triste –y el cruasan sin tocar, encima- y quizá esa persona al tiempo dijese “me he equivocado, perdón” pero, al ser el Rey de España, al menos en España no se le podría ni detener ni enjuiciar ni nada. Esto es completamente cierto, porque el Rey de España desde que subió al trono hace 37 años –por la gracia de Dios y todo eso- es inviolable ante la ley y sus actos cuentan con una figura legal llamada irresponsabilidad. Vamos: legalmente no es responsable de lo que hace y al no serlo puede hacer todo lo que quiera. No pagaría ni el cruasan. Esto es la Monarquía: la inviolabilidad y la no elección. Todo lo demás es irrelevante, siendo importante: lo que gastan y cómo, con quién, con quién se casan, de quién se divorcian, lo simpáticos o no que dejan de ser, lo buena gente o no que son. Nadie que sea buena gente de verdad podría permitir jamás que la Ley le exima de lo que no exime a ni uno solo de sus paisanos. Nadie. Por lo tanto, el respeto que puede ofrecer un elemento así no es que sea cero: es muy inferior a cero. Lo de menos es que el suceso del principio del texto no haya sucedido. Lo relevante es que –como todas las cosas de la vida- podría suceder. Con respeto: ser monárquico es inhumano.


6 Comments:

Blogger Marcelo said...

Derecho de pernada. Era algo que parece que todo el mundo desprecia y cree que ya no existe, pero es una de las consecuencias de los derechos monárquicos a que te refieres y que vienen reflejados en el Art. 56 Constitución Española:
La persona del Rey de España es inviolable y no está sujeta a responsabilidad.
Le da derecho a todo lo que para el resto es ilegal e inmoral.
Con ese artículo, sin necesidad de hablar de costos, sobran los comentarios y los argumentos para abolir esa inhumana institución.

10:54 p. m.  
Anonymous Txandrios said...

Los Borbones a los leones.
Salud

12:06 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Dos días sin tu columna en el periódico. ¿Pasa algo? Se te hecha en falta. Espero tu respuesta.
Charo

12:06 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

Todo bien, gracias.

9:41 a. m.  
Anonymous Txandrios said...

Me empezaba a preocupar tu ausencia.
Salud

5:47 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Jorge "Se te sigue echando de menos" esta vez escrito correctamente. Disculpas por el error ortográfico del mensaje anterior, pero lo dicho, el periódico no es el mismo sin tu firma. Vuelve pronto.
Afectuosamente, Charo

7:21 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home