21 abril 2013

Ver correr


Era imposible no admirar a Antonio Prieto, que en 1983 batió el récord de España de 10.000 con 27:43, mejorando los increíbles y longevos 27:48 de Mariano Haro en Munich’72. Imposible no admirarle mientras su minúsculo cuerpo era tapado por Martti Vainio, Stefano Mei o el búlgaro Ignatiev. O verle pelear con Debele, Lopes o De Castella en el Mundial de Cross del 83, en el que acabó quinto. En 1985, probó en el maratón, en Rotterdam. El récord de España estaba en 2.11 y sus marcas hacían presagiar que lo batiría. Hizo 2.16 y se lesionó, mientras que el portugués Lopes batía la plusmarca mundial con 2.07:12. Fue su última carrera. Después, los aficionados de por aquí teníamos que releer o ver las gestas de Cierpinski, Shorter, Lopes, Bikila, Waitz, Benoit, Ikanga, una lista infinita de mitos, hasta que en abril de 1994, un vitoriano ni tan pequeño como Prieto ni tan bueno como él ni en los 10.000 ni el cross, debutó en un maratón. Hizo 2.10:21 y su carrera la retransmitió en directo Eurosport. Se le pudo ver durante algunas fases, pero quedó lejos de la cabeza. Ese verano, Martín Fiz fue campeón de Europa, al siguiente del mundo y luego vino Antón y de repente correr ya no era de bobos y pobres y locos. Ese primer maratón de Fiz, el de 2.10:21, fue el de Boston, inaugurado en 1897. Eligió la leyenda para iniciar la suya. Morir con ocho años, mientras tu mente elabora su propia leyenda, de puntillas sobre una valla, es una atrocidad, seas de donde seas. Hoy muchos correrán por ese niño. Y por la maravillosa Boston. Y por honrar al deporte más justo, aquel que saca campeones hasta de los más países más pobres, olvidados y explotados por los demás. Hay que ser hijoputas, estúpidos y sin leer.
Pd: disculpen la ausencia de estos días. Tenía que resolver un asunto pequeño.


3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Aceptadas las disculpas. Pero yo no me creo que Nagore nos abandone una semana por un asunto pequeño. Ahora lo que me preocupa es que, apartir de este momento "te va a entrar el fundamento" y esto, para tus lectores,los que disfrutan contigo y los que se irritan, no sé si será bueno o malo. Estaré atento.

Un abrazo para tu rival y otro para ti

11:31 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me encanta que en esta época de macroeconomías, crisis mundiales y globalizaciones, sigan 'surgiendo' asuntos pequeños, de esos que no te quitan el sueño ;-)

11:57 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Los pequeños asuntos: los más importantes como bien viera Josep Pla...

10:08 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home