18 octubre 2007

Jozelui

Estaba en el Café Pamplona –sí, ése que está en la Plaza del Castillo y que hizo famoso Hemingway, que traducido viene a ser El camino de Heming- leyendo en el periódico cómo iba Pandiani, el que juega en el Club Atlético Salud, cuando pensé que lo mejor era irme a la calle Calle Pequeña a tomarme otro café en el Catachú -sin K ni tx- mientras hacía tiempo para que viniera un amigo que estaba alojado en el Hotel Pamplona Park, ahí pegao a los Golem. Eso hice. Le pedí al camarero otro periódico para enterarme cómo bajaban de revueltas las aguas por el Polígono Vega Baja, ése en el que está instalada la potente empresa llamada Automóvil del Pueblo, la que fabrica el modelo Automóvil del Pueblo Polo. Mi amigo es uno de ésos de Pamplona de toda la vida, aunque ya no vive aquí, pero nació en lo más chic, en los chaletes de Sobre las peñas, ahí a la derecha de Ursulinas, desde donde se pueden ver los barrios de la Rosaleda y el del Alto de Aizpiltze, entre otros, además de adivinar el cauce del Río Espinal. Total, que llega mi amigo y le digo que, si le apetece, nos vamos a la legendaria churrería de la calle Lugar de Baños a por unos churros y, como no me entiende, le planteo que qué le parece que vayamos a ver la Selva del Helechal, que sé que le encanta. Como sigue sin entenderme, le mando a tomar por culo y me voy a coger una película al mítico videoclub que hay en la calle La Madre de la Fuente, enfrente del Hotel Ciudad de Pamplona y en el camino me paro en el Bar Tres de San Nicolás, donde veo un cartel que anuncia la Semana de la Tapa y pido “una cervecita pequeñita por favor”. Luego ya dejo de hacer el gilipollas estilo señora rubia rancia y llamo a mi amigo y le digo: “Miguel, ¿me perdonas?” Y él me contesta: me llamo Mikel. ¡Jodidos nacionalistas!

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

ostia,en la foto que acompaña a la columna parece realmente el demoño del nacionalismo. me había mosqueaó con lo del café pamplona,(¿qué coño es eso? decía yo),muy bueno nagore. Salud

11:31 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Esto no puede ser. Voy a hablar con su madre, con su rival y su médico... Genial.

1:48 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

eres la alegria matutina de esta ciudad te hemos echado de menos en el verano
txitxina por eso de la traduccion

5:54 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Vaya por delante que me ha gustado mucho la columna de hoy, me ha parecido realmente ingeniosa y me he reido mucho. Solo una pequeña corrección...Helecho en vascuence es iratze y no Irati.
Sigue así

9:50 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Más que genial. Me has dado una idea, a partir de ahora y para las visitas inoportunas, les diré que cojan un taxi a la calle fuente baja.

11:42 a. m.  
Blogger Baxenabarre said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

2:48 a. m.  
Blogger Baxenabarre said...

Ná, que mi comentario no tiene relación con esta columna, pero si lo "cuelgo" en la que corresponde se queda muy atrás: hace unos días leí que utilizabas la expresión "logorrea digital" en una de tus columnas. Te propongo esta de mi propia cosecha para sustituirla : "blogorrea". Más cortica y directa, y tiene posibilidades como para convertirse en la nueva palabra de moda en las revistas de tendencias, algo así como "metrosexual", "übersexual", "googlear" y chorradas de ese pelo. Te cedo los royalties, majete. De nada.
P.D.: Me temo que con este comentario soy el ejemplo perfecto ejemplo de "blogorreico"; comentario largo, y hasta con postdata.
P.P.D.: Y hasta con post-postdata.

3:03 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home