11 octubre 2008

Plagio

Hola, buenas, soy el hombre delgado que no flaqueará jamás. Puedo escribir los versos más tristes esta noche, escribir por ejemplo “si de verdad les interesa lo que voy a contarles, lo primero que querrán saber es dónde nací, cómo fue todo ese rollo de mi infancia”, porque la vida ya te empuja, como un aullido interminable, más allá de Orion. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhaüser, muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo y la respuesta, mi amigo, está soplando en el viento, vientos del pueblo me llevan, vientos del pueblo me arrastran, atascado por el blues de Memphis sin poder salir, salir de casa con la camisa puesta porque a Dios pongo por testigo que jamás volveré a pasar hambre. Volver, con la frente marchita, así estoy yo sin ti, más triste que un torero al otro lado del telón de acero, manda huevos, jarlll, cobarde de la pradera, quiero saber si has visto alguna vez la lluvia, gotas de lluvia siguen cayendo sobre mi cabeza, cabeza formidable de acero inoxidable y jamás hallarás sensación más refrescante por detrás y por delante por delante y por detrás. Joder, vale, que ya me han caído por lo menos 12 querellas –sólo pienso pagar la de Chiquito-. Es que esto del plagio es muy cansao, Bunbury, no sé a qué te has metido, con lo que poco que cuesta hacerse uno mismo sus propios temillas e ir tirando, que no hace falta ir cogiendo de aquí y de allá y encima dárselas de poeta y rockero maldito perseguido por cuatro periodistas mierdas –que no digo que no-. , que es todo mucho más fácil que todo eso, que la vida es muy sencilla, ¡ay qué sensilla, ay qué sensilla! Esto es como una droga. O por la droga.

5 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Ese siempre ha querido ser Jim Morrison cuando sea mayor.
Se queda en un mal imitador, aparte de egocéntrico y megalómano.
Aparte de ser un mal copión y un engreído, ahora va de víctima.
En fin, que ya solo le falta vestirse de lagarterana para conseguir llamar la atención.
El que es bobo, no suele cambiar, sino empeorar. Que le den.

2:58 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

No se si permitirás, Jorge, poner aquí un enlace, pero ahí va uno que demuestra, bien a las claras, quíén es este impostor que se ha hecho millonario a base de plagiar.
¡Quitémosle la careta!

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/09/05/rockandblog/1220578834.html

7:58 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/09/05/rockandblog/1220578834.html

8:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Parece que no sale. Una pena. Hay un blog en la web del diario el mundo, llamado rock&blog, en el que , buscando en temas antiguos, podréis encontrar un relato de las fechorías de este sinvergüenza. Las últimas, teniendo como víctima al tristemente desaparecido poeta, Pedro Casariego.

8:04 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Por eso eran los eroes deel silencio par que como mejor estaban eran callados

12:41 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home