12 abril 2009

Centrípeto

En mi incansable búsqueda de la verdadera alquimia de la existencia, de la esencia misma de la materia intangible de la que están conformados los sueños y las cosas, del propio centro del invariable y eterno magma que nos rodea cuan abrazo de oso, me pregunté: ¿qué hacer, a dónde ir? Y me vine a Toledo, con un par. Y con mi rival. Y aquí estamos, en casa de Silvia y Kutxu –tiene como unos 16 motes más, pero no ha lugar-. Toledo es como Port Aventura pero con platos de perdiz en lugar de McPollo, es un parque temático de la españolidad, del sector servicios (el 86% de la población activa, entre el turismo y el funcionariado de la Junta de Castilla La Mancha del eterno egpañol Bono, presidente entre 1983 y 2004), de la religiosidad, la marcialidad y el culto a la monarquía y al rancio abolengo. De hecho, creo que aquí no vive nadie, y que todos son extras de una subcontrata sacados de una nave industrial de Las Rozas para que los turistas se crean que esto es así de verdad, que las academias militares funcionan en la realidad y que esas señoras con mantilla y peineta negras que vimos el viernes por el impresionantemente hermoso Casco Viejo en la procesión de Viernes Santo son así, que cuando llegan a sus casas tienen esa mismita cara de resignación y así hasta el año que viene, pobres mandíbulas. A mi la procesión me encantó, aunque me llevé bastante chasco porque el que estaba crucificao en la cruz era Jesús de Nazaret y yo estaba convencido de que iba a ser Hernández Moltó o el propio Bono o alguno de esos piratas, pero se ve que Jesús es más duro y tiene más costumbre, eso que se llama tradición, que ya se sabe que la tradición lo aguanta todo. Por cierto, Chaves, un cajero de Caja Castilla La Mancha se me tragó la tarjeta. Jodida España de las autonomías.

2 Comments:

Anonymous Patxi Irazabal said...

Estimado Jorge:

Te escribo porque tu tienes voz en el periódico que leo.
Se trata de un asunto grave: sospecho que grupos cercanos al PSN o UPN tratan de reventar la Txistorra digital por ser un blog crítico, divertido y poco correcto con el grupo de los 90 amiguetes y su red.
Yo sólo soy un lector, pero veo que tratan de acojonarlos porque son unos críos.
Ayúdales, por favor.

5:13 p. m.  
Blogger Saioa said...

Jorge, Jorge... eres un fenómeno :)
Con eso te lo digo todo. He vuelto al CHARCO y vuelvo para quedarme. Seguiré de cerca tu blog, como siempre.
Un saludo.

1:12 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home