02 octubre 2009

De asco

A) Comparada con las comunidades vecinas... (B) No se puede desprender que ha habido deficiencias... (C) Son dos hechos concretos... (D) Este caso podría haber ocurrido en cualquier otro lugar... Estas cuatro frases anteriores salieron de la boca de Cristina Ibarrola, directora de Atención Primaria de Navarra, al hilo de la pésima situación sanitaria que desde hace 14 meses sufren los contribuyentes de Goizueta y Arano (Navarra). La frase A es vergonzosa, porque las personas no nos enfermamos ni nos sanamos por comparación. Nos la pela –desde un punto de vista práctico, no desde el humano- cómo se muere la gente en Huesca o Bilbao. La frase B es mentira, porque que una ambulancia tarde 75 minutos en llegar a una población de 800 habitantes –no a la cima del Everest- es una deficiencia (sanitaria) y una gravísima dejación. La frase C es para colgarla de los pulgares, con ella a la Directora General de Salud (su superiora), a la Consejera de Salud (la superiora de ambas) y al presidente de Navarra (el superior de las tres), porque todas las vidas son concretas y todos los hechos son hechos concretos. Y la frase D es un insulto directo, pornográfico, falaz, lamentable, grosero, asqueroso y todo lo peor que se les ocurra por parte de una persona que viniendo de la medicina de familia y la atención directa al paciente ha caído en un puesto burocrático y aunque sólo fuera por respetarse a sí misma y a su trabajo previo debería haberse callado la boca y no soltar tecnicismos, porque sabe mejor que nadie que eso no puede ocurrir en cualquier otro lugar. Pueden ocurrir otras cosas, pero eso no. Y, por ello, el máximo responsable de que esto haya sido así durante 14 meses no es otro que nuestro simpático presidente, que ni sabe callar ni sabe cesar o al menos no se atreve.

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Convivo desde hace más de un año con una nota verde fosforito pegada a la lámpara que me alumbra. En ella pone lo siguiente:
8-05-08 "LLamar para revisión ginecológica dentro de tres años!!".
Desde que vivo aquí, las revisiones preventivas, ( en las que te hacen una citología, una ecografía, te palpan los pechos, vamos esas en las que puede que te detecten un tumor incipiente) ,han pasado de ser anuales, a bianueles a trianuales. Y para rematar, antes te mandaban una nota para darte la cita y ahora tenemos que ser NOSOTRAS las que llamemos TRES AÑOS después para que nos den cita unos meses más tarde. Mientras tanto nuestro cancer de útero sigue creciendo y entre que sí y que no, si se te pasa la fecha y no llamas, vamos reduciendo las listas de espera...de hecho..es que ya no hay listas de espera!!!
Mientras tanto los ginecólogos privados haciendo el agosto y las que no queremos o no podemos, moviendo el post-it por la casa.
Genial!!

Ms. Limone.

11:36 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Os invito a hacer una prueba. En la próxima conversación sobre salud y alguna operación o fallecimiento ya veréis como el comentario habitual es que "alguien metió la pata", algún médico, celador o administrativo que no llamó a tiempo para una consulta, etc. alguien la cagó, en fin y además la epidural no me hizo efecto y tal y tal. Cada vez estamos menos acostumbrados a ¿morirnos? y, bajo la promesa de que nos curarán de todo y vendrá un helicóptero volando y nos salvará, algunos parece que nos lo hemos creido.
También hay quien le echa la culpa a la inmigración, que además no cotizan. Esos son las personas mal informadas que no saben que la atención sanitaria es gratuita y universal y no sale de la cotización de la SS sino de los impuestos que todos pagamos...
En fin, que ojalá los gestores estuvieran a la altura de muchos profesionales de la salud que se están dejando los zapatos y las ruedas pateando pueblos, pero tampoco caigamos en el tremendismo de algunos programas de que "mi padre murió como un perro".
Yo la verdad es que, hablo por propia experiencia, la atención ha sido de 10...quizá tengo una salud de hierro o quizá me comparo con quien no me tengo que comparar, ya lo sé, pero es que hemos pasado de que nos viera el médico en el pueblo con el fonendo y "diga 33" a pedir que nos soliciten via urgente el escáner, la resonancia, el analis y, si es posible, que venga el gine a casa para aprovechar que estoy abierta de patas.
Quien viene de otros lugares (y no digo del Chad), alucina con algunas exigencias de los navarricos, "que quiero la artroscopia en 10 día para que me dé tiempo a apuntarme al trofeo Boscos"...
Otro día más sobre Mahia-Kutz, Mahia aaa

2:45 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Mi experiencia como usuario de la sanidad pública de Navarra durante medio siglo. Hasta los años ochenta fue, como todo el país, tercermundista. En los años ochenta y noventa dio un salto enorme hacia adelante. Y en lo que va de siglo, va suave pero continuamente pendiente abajo. Donde se había conseguido una atención rápida, han aparecido las listas de espera de meses. Donde había unos centros de salud modélicos, ahora los hay colapsados porque la población ha crecido y los recursos no. Donde la atención de urgencias estaba cubierta, ahora aparecen esos agujeros negros como Arano y Goizueta. Y así sucesivamente.

5:03 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Para la primera anónima: todos sabemos que las listas de espera son fácilmente esquivables. Basta con tener conocidos dentro de cierto partido. Te aseguro que la Sra. Kutz no tardará tres años en pasar su próxima revisión ginecológica, como tampoco la esposa de Miguel Sanz esperó los tres meses y pico de rigor para que le hicieran una resonancia magnética.

8:41 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Aún te podías haber ido más lejos que el fonendo y diga 33. A cuando el brujo de la tribu te agitaba los rabos de puerro por la jeta y sin abrirte de patas. Tú no tienes sensibilidad y por tanto te deseo una buena exploración de próstata.

10:00 p. m.  
Blogger P said...

Jorge: Te felicito.

10:35 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Igual soy de los que me 'pone' una buena exploración de próstata...ya sé que soy un ser frío y sin sensibilidad pero, como trabajo en el sector, estoy harto de algunas cantinelas y de la poca tolerancia a la frustración que esta sociedad vuelca sobre los profesionales de la salud, que palma la abuela de 101 años y todavía te piden el historial y a ver de qué se ha muerto, que alguien aha metido la pata que hasta ayer estaba de maravilla...no estaría tan bien cuando la llevaron a urgencias.
...y completamente de acuerdo que a la atención primaria se le está dejando morir por inanición económica, que no por los fenomenales profesionales que hay currando.
Y perdón por la grosería de las patas, pero también empiezo a estar harto de que la gente quiera pagar impuestos estadounidenses y tener la sanidad sueca...a ver si nos aclaramos.

12:01 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home