19 septiembre 2009

Navarros

Se ha montao una mediana porque dada mi incapacidad no debí explicarme bien en el artículo de ayer o es que es verdad que hay personas a las que les molesta que les digan que no son navarros del todo. A ver, en primer lugar, culpa mía. En ningún caso quise decir que aquellos que son de Pamplona para abajo no sean o se sientan navarros del todo –aunque a mi ser o sentirme navarro del todo me parezca, es un tema personal, completamente intrascendente-, sino que los gobernantes, al ser la gran mayoría de Pamplona para abajo, no tienen con respecto al norte la sensibilidad normal que sí que tendría un político si fuese del norte. Eso es completamente humano y lógico. Yo tengo más sensibilidad para mi pueblo que para un pueblo que esté en Navarra pero que no he pisado en mi vida. Eso nos pasa a todos y es perfectamente entendible. Lo peligroso es cuando eso les ocurre a los que diseñan las políticas económicas, educativas, sanitarias, sociales y de toda clase para el conjunto de navarros que vivimos desde Cortes hasta Valcarlos. Y es ahí donde dije que no me parece navarro del todo el gobernante, parlamentario, miembro de la oposición o quien quiera que sea con mando en plaza que no es capaz de ver –o lo ve pero le importa un pimiento- que grandes zonas de Navarra se mueren por inacción, al margen de que habitantes de esas zonas, en su libre derecho, salgan de allá porque les apetece. Otros lo hacen porque no les queda más remedio. Eso es lo que quise decir y pensaba que así se iba a entender, pero al parecer no fue del todo así, con lo cual pido disculpas si alguien se pudo sentir ofendido –me refiero a lectores, no a políticos-. A ver quién coño soy yo para dar carnets de navarridad ni cosas de ésas. Nadie. Pues eso, que tengan un buen día.

9 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Estaba perfectamente claro en el articulo de ayer, el problema es la gente que nunca quiere entender todo el articulo en completo y solo extrae lo mínimamente necesario para poder poner el grito en el cielo. Sigue así Jorge.

9:25 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

También de acuerdo con este amigo. Estaba todo muy claro.
El tío.

1:40 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Por supuesto que estaba claro en el ártículo de ayer. El que se haya ofendido es que no tiene ni idea de cómo está Navarra o no quiere tenerla.
Id a Unciti, a Longuida o a Izagaondoa y veréis las iglesias románicas cayéndose a trozos, mientras por aquí presumen de "capital cultural" (já, já, já).
Pero nada, todo arreglado con que Barci nos robe 33.000 euros para iluminar la fachada del hotel privado de los condes de Gandul-ain (que por cierto se dejaron hundir uno de los mejores palacios góticos navarros, y como premio les regalaron 18.000 millones de pesetas).

Sigue así, Nagore: están los separatistas de Pamplona para arriba y para abajo, pero también están los separadores, y muchos de éstos son los que copan las consejerías y las direcciones generales.

Labrit.

2:41 p. m.  
Blogger Amaia said...

No sé si es que la gente se aburre mucho en su rutina y se entretiene haciendo como que se indigna, porque no me puedo creer que alguien no entendiera la columna de ayer. Incluso si quisiste decir lo que ellos dicen que han interpretado, muy grave me parece que alguien se ofenda por algo así. Si se les hubiera calificado de ladrones, asesinos o similar, pase, pero de no ser navarro...en fin.
La pena es una columna, la de hoy, desperdiciada

8:25 p. m.  
Blogger P said...

Ni te excuses ni te justifiques, que estaba todo muy claro. Por cierto, me ha gustado tu no crítica musical del concierto de L. Cohen. Ha habido suerte de que pasara por aquí cerca antes que por Valencia. ¿Le habrían invitado a tapiñar los del traje y los bolsos?. Cuéntanos más a los pobres.
Vuelvo a lo del norte de Navarra. Para tu reflexión: Si cada vez que quieren montarles una infraestructura no organizaran las parvas que acostumbran...

8:39 p. m.  
Anonymous Miren Flores said...

Querido columnista, quiero decirte que no necesita mas explicaciones tu artículo, está bien clarito, el que se ha ofendido es que no tiene idea de nada. Y que solo hay que responder una cosa que vaya al norte a comprobarlo y vera como esta provincia es muy muy plural, pero que no se quiere entender a Navarra toda. Que pena los de mente tan estrecha, así nos va.

10:27 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

P, en lo de las parvas, llevas toda la razón. En realidad las montan unos cuantos burócratas progres- llegados tb desde Pamplona -o Donosti, Vitoria, Bilbado-, etc, en connivencia con algun local que vive de cojones prejubilao, alquilando tierras o con pasta del estraperlo, ja-ja.
Abrazos y besos a toos-toas, especialmente al que firma: el tío (te llamo mañana, famoso)

pd: Cohen, Cohen, qué te puedo contar, no sé, de verdad. El jamacuko que le dio en Valencia según leí fue en mitad de Bird On a Wire, que es la canción que Kris Kristofersson le dijo que sonaría en su propio funeral: Como un pájaro en una jaula, como un borracho en un coro de medianoche, he tratado, a mi manera, de ser libre. Y fue cantar eso Cohen y darle el flus. Habría visto de reojillo a Zaplana y normal que se le baje a uno la tensión, teniendo a las hermanas Webb a la derecha, que son preciosas. En Bilbado vimos a Arnaldo. Me entró la risa. Qué vas a hacer, mejor reirte.

10:46 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Estuve en el BEC intentando ver y escuchar a Cohen. Imagino que sería él. Mis entradas eran de las baratas, solo 70 euros, así que imagino no tengo derecho a quejarme porque no se oyera un carajo y no se viera una mierda. Si hubiera podido hubiera devuelto la entrada. Qúé vergüenza.

¿No les llegaba para poner para los pobres unas pantallas con las que creernos que el señor aquel de lejos era Cohen? ¡Podían haberse estirado un poco con el sonido!

Si tenían montando un concierto en formato teatro, que lo hagan en un teatro. Lo del jueves fue una de las timadas más grandes a las que he asistio (y tengo unas cuantas en mi haber).

Vale que todo era muy nostálgico, pero lo del Bilbao fue una TIMADA, sí con mayúsculas, aunque el público aplaudiera a rabiar.

Y no sigo, que me caliento.

9:14 p. m.  
Blogger Rafael said...

Por supuesto que el artículo está claro, clarísimo. Lo que ha podido molestar a cierta gente no es sólo lo que dice sino que encima sea verdad. No hay cosa que moleste más que divulgar verdades que dejen en evidencia, que hagan aflorar miserias, que molesten, pueden llamarlo como quieran. Jorge, no te preocupes demasiado por las críticas negativas de cierta gente, eso es señal de que haces muy bien tu trabajo. Si la diplomacia es disimular la verdad, por favor Jorge, no seas diplomático y sigue siendo como eres, la autenticidad y la verdad por delante, siempre.

11:04 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home