04 octubre 2009

Es un juego

Casi todos los días de todos los años se repiten en prensa, radio o televisión las mismas opiniones: es una vergüenza que un simple futbolista gane semejantes millonadas mientras que … La comparativa se suele hacer con médicos, maestros, etc. Esta temporada ha sido por los 10 millones que va a cobrar Messi. Entiendo esas opiniones y tienen su mucha razón, pero no toda del todo. Si se hiciese una liga nacional entre hospitales, 60.000 personas llenaran los estadios para ver el enfrentamiento entre el 12 de octubre y el Hospital de Cruces, hubiese periódicos de tirada nacional con ventas de cientos de miles de ejemplares llamados Anestesia Hoy o El Quirófano (diario esterilizado de la mañana) en los que enterarnos, por ejemplo, que el camillero titular de la Ruber Internacional causa baja para la siguiente jornada por una conjuntivitis y hubiese un canal de televisión de pago llamado Bisturí TV y otros de radio en horario de máxima audiencia como El estetoscopio, que entrevistase desde un punto de vista humano y jacarandoso a la enfermera jefe del Monte Sinaí de Nueva York –que es de Utrera y el miércoles juega la final de la Copa Intercontinental ante el Olof Palme de Estocolmo-, las opiniones serían: es una vergüenza que un simple urólogo gane semejantes millonadas mientras que… En la India los buenos jugadores de cricket son millonarios y aquí estarían en el andamio. Irujo y Olaizola estarían en el andamio en la India. Ana Rosa Quintana cosería pantalones en Corea del Norte y a mi no me dejarían escribir y, con suerte, cosería pantalones. En los orfanatos de Kathmandú no lloraron cuando no le dieron los Juegos a Madrid. Les preocupan las cosas importantes de la vida y de vez en cuando, para olvidarse un rato de lo importante, se alegran viendo un regate de Messi.

8 Comments:

Blogger P said...

¿Y dónde metemos a los Goirigolzarri & co.?

11:28 p. m.  
Blogger info said...

Nagore, dejarse llevar por la pasión (aunque lo adornes con ideas más o menos ingeniosas) provoca una visión todavía más corta, raquítica, distorsionada, falsa y engañosa que dejarse llevar por la mala ostia de la que quieres huir últimamente...

Punset.

11:23 a. m.  
Blogger jorgenagore said...

No te preocupes Eduard, que la mala ostia corre más que yo y siempre me acaba cogiendo. ¿O quieres mala ostia los cinco días de la semana, ja-ja? Alguna semana me va a dar el punto y me voy a hacer los cinco tipo Ángeles Caso y todo el mundo es bueno. Por probar.

11:39 a. m.  
Anonymous simon said...

Una perfecta colección de falacias argumentativas. Es una lástima que gente inteligente como Nagore recurra a razonamientos tan rudimentarios. Se ve que la futboleritis hace estragos hasta en los cerebros bien amueblados. Háztelo mirar, muchacho.

4:05 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Seguro que tienes razón Simón, pero tu razonamiento tampoco lo veo por ninguna parte, eso sí.
Saludos y gracias.

6:33 p. m.  
Anonymous simon said...

Falacia es sostener que lo mucho vale más que lo poco. Falacia es comparar realidades heterogéneas. Falacia es considerar más importante lo publicado que lo inédito. Falacia es recurrir a la parodia para apoyarse en absurdos. Falacia es sacar conclusiones sobre hipótesis no verificadas. Falacia es trasladar una situación fuera de su lugar. Falacia es recurrir a los tópicos. ¿Seguimos?

No pasa nada, chaval. El fútbol en vena es lo que tiene. Me han dicho que a uno se le pasó con la edad, así que aún hay esperanza.

Y enhorabuena por tus otras columnas, que me encantan.

9:50 p. m.  
Blogger jorgenagore said...

Así Simón, eso ya es una argumentación y por ciero muy buena, enhorabuena tb a ti. Oye y lee el principio de mi texto -"entiendo esas opiniones y tienen su mucha razón". Y que eso, que un abrazo.

9:29 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ustedes perdonen, pero ostia lleva hache, sea buena o mala. Es que me pongo de "mala hostia" cuando veo repetida esa faltita, ya que lo primero que me viene a la cabeza es Ostia, ciudad en la costa italiana, con unas hermosas ruinas, por cierto. Y luego veo que no, que se refieren a otra cosa.

Disculpen la interrupción

9:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home