07 noviembre 2009

Hay clases

El marido de la sobrina de Pitita Ridruejo va a resultar elegido -si súper Nieves y sus 3.000 euros no lo impiden in extremis apelando hasta al Tribunal de La Haya si es preciso- presidente del PPN allá cuando haya que elegir, que al paso que van igual es el día antes de las elecciones de 2011, vaya cuadrilla de lentos. Si además de eso es el cabeza de lista elegido –siempre dirá que se lo ha pedido el partido, eso siempre, él lo que le diga el partido, es un entregao- para las elecciones, sería genial que ganara, sería lo más cerca que vamos a estar en este pueblo de salir en la portada del Hola. Pero eso ahora mismo se ve difícil, aunque vaya usté a saber. Como bien saben, Yolanda Barcina parece ser más afín al PP que Miguel Sanz y aunque el propio Cervera contestó en una entrevista que su verdadero rival en el futuro será el PSN y que UPN será la tercera fuerza –tanto internet es malo, Santiago- la ausencia de Pamplona varios días de esta semana de Miss Fotogenia -¿no han notado que Yolandamari no ha asomado la nariz en prensa esta semana desde el lunes?- alimenta los rumores de reuniones secretas con el PP nacional para tratar de deshacer parte del daño hecho en la ruptura y preparar el futuro para cuando Miguel Sanz deje de romper todo lo que encuentra a su paso. Con lo cual, lo mismo acaba viniendo Pitita. Sería genial, tener de presidente a alguien que el otro día en la web de La Txistorra Digital dijo, para diferenciar su paso del de Nieves Ciprés por el Departamento de Salud, que “mi trabajo era dirigir todo el departamento y el suyo conseguir bonitos titulares en los periódicos”. Me encanta la gente clasista, es divina. Sólo le faltó decir que era una jodida becaria. En fin, que lo pasaremos bien con este, un profesional.

3 Comments:

Blogger Hastiado said...

Dedocracia rajoyesca. Ni a Ciprés en Navarra ni a Alzola en Vizcaya les han dejado presentarse.

Bien Cervera, bien... menudo comienzo. Tú sabrás, pero yo si fuera elegido así, dimitía al día siguiente pero claro, yo no soy un profesional de la política y me pierden las formas, y la educación. Nadie es perfecto. Lo sé... prometo esforzarme más si un día se me va la cabeza y me afilio a un partido.

12:42 p. m.  
Blogger Redacción LTXD said...

Te vamos a acabar mandando el jamón prometido ;-)

Un abrazo.

11:16 p. m.  
Blogger P said...

Una, que se ha codeado, aunque fuera arrodillada, con alcurnias y testas coronadas y ha visto sus ademanes, mohínes y jeribeques, da fe: Por mucho que se empeñe, el pariente de la pitita no da la talla, ni de lejos. Un advenedizo relegado a la política de provincias. Esa clase de gentes a la que llaman consortes y que desentonan en cuanto le dan un poco al drinking.¡Qué le horreur!.

11:41 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home